Viernes, 20 de Octubre de 2017
INICIO | PUNTO VERDE
PUNTO VERDE

Coches eléctricos ¿Buscan reemplazar a los convencionales?

Por: LCC. Mónica Lira Ávila
Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Centro de México.
liramonica17@gmail.com

Share This:

Oslo es una ciudad que representa uno de los centros económicos más importantes de Europa. Actualmente ha tomado el nombre de “la capital del vehículo eléctrico” por el gran uso que se les ha dado, más que en cualquier otra parte del mundo. Con alrededor de 19,282 unidades 100% eléctricas en movimiento, se ha ido adaptando para mantener a los usuarios de estos vehículos de cero emisiones con grandes beneficios, mismos que incentivan a los usuarios de los coches convencionales movidos con diésel a unirse a la comunidad de las energías limpias.

El aumento en el uso de estos coches ha sido incentivado de diferentes formas; entre ellas destacan:

  1. Estacionamiento gratuito
  2. Carga gratuita en estaciones públicas instaladas por las compañías de los coches (incluido McDonal’s)
  3. Uso de carriles de autobuses para conducir libremente sobre ellos
  4. Pase gratuito en autopistas
  5. Cero impuestos de ventas, entre otros

Además de esos incentivos, que seguirán teniendo efecto hasta el final del 2017 o hasta que se alcance la meta de los 50,000 automóviles, generan un bajo costo de utilización, pueden ser cargados durante una noche y cumplir con las necesidades de utilización durante el día (por ejemplo en Oslo, las estaciones de recarga son mucho más potentes que las instaladas en la Ciudad de México, ya que lo que aquí cargan en 2 horas, en Noruega lo cargan en 30 minutos).

Además de la comodidad y sencillez que proporciona manejar un auto de este tipo, no producen ningún tipo de ruido, a diferencia de los que funcionan con gasolina. Aunado a lo anterior, los beneficios tributarios se calculan en alrededor de 15,000 dólares por vehículo.

A largo plazo, se planea que la utilización de estos vehículos eléctricos aumente tanto, que los propulsados con motores diésel serían reemplazados casi por completo. ¿Cómo podría lograrse? En primer lugar, Noruega busca prohibir la venta de estos últimos entrando el año 2025, en el que buscan lograr la meta de los 50,000, según el diario Dagens Næringsliv, uniéndose así, a Holanda, Alemania y Francia con relación a las restricciones e iniciativas impulsadas para reducir el impacto ecológico: las emisiones de CO2 y los gases de efecto invernadero en poco más de tres décadas. Como afirma Gillis en un artículo publicado en el New York Times (2016). “En países que queman carbón para obtener energía, estos vehículos son tan eficientes que pueden reducir la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero.”

Según un estudio publicado en Fitch Ratings (2016) este rápido avance que ha generado registros de ventas de alrededor de 550,000 coches eléctricos (incluyendo de baterías e híbridos) alrededor del mundo, podría tener implicaciones para los mercados globales y el declive en la demanda del petróleo debido a la gran inserción de EV (Electric Vehicles) en el mercado.

Ha preocupado a empresas productoras de petróleo y algunas de ellas han anunciado estrategias que incluyen apuntarse en el mercado de los renovables, combustibles alternativos y generación de energía. Un ejemplo de ello es Royal Dutch Shell que ha creado una fuente para concentrarse en proyectos de generación de energía eólica. Algunas otras han instalado en sus propias gasolineras fuentes eléctricas para suministrar energía a los coches.

La urgencia de una movilización renovable ha impulsado el crecimiento de empresas automovilísticas y el interés por adquirir coches amigables, de fácil utilización, con beneficio para los usuarios y el medio ambiente, promoviendo un cambio que comienza a preocupar el medio inversionista que rodea a la industria petrolera, y a esta misma. Lo importante es que lejos de frenar este crecimiento e innovación, se generen iniciativas que mejoren el impulso energético y promuevan la mejora del medio ambiente a nivel mundial.

Referencias bibliográficas

Gillis, J. (2016) Los autos eléctricos son la nueva amenaza para la industria petrolera disponible en: http://www.nytimes.com/es/2016/11/16/los-autos-electricos-son-la-nueva-amenaza-para-la-industria-petrolera/

Griffiths, A. (2016) Fitch: Batteries Could Be Key Credit Disruptor; Oil Most Exposed disponible en: https://www.fitchratings.com/site/pr/1013282

Battery electric cars better choice for reducing emissions. Disponible en: http://www.electricvehiclesresearch.com/articles/10249/battery-electric-cars-better-choice-for-reducing-emissions

Fitch: EMEA Oil Firms Diversify in Response to Electric Vehicles. Disponible en: https://www.fitchratings.com/site/pr/1014243