Domingo, 16 de Diciembre de 2018
INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

¿Cómo y en qué invertir según tu edad?

Por: Alejandro Saracho
Fundador de Abundantia Training, experto en finanzas personales y empresariales y autor del libro Reconfiguración Financiera.
contacto@reconfiguracionfinanciera.com

Share This:

A la mayoría de la población mexicana le es difícil comprender el tema de las inversiones; la falta de cultura y educación financiera ha creado falsas ideas acerca de cómo invertir y la creencia de que solo las personas ricas pueden hacerlo. Las estadísticas señalan que en México por cada 10 mil personas de la Población Económicamente Activa (PEA) únicamente 35 invierten directamente en la Bolsa; mientras en Estados Unidos por cada 100 personas de la PEA, 60 invierten en la Bolsa.

Por ello, aquí te explico cuáles son los mejores métodos de inversión según la edad que tengas, ya que es importante saber qué es lo que más conviene a la hora de invertir.

20 años. Para esta edad, en la que generalmente se está comenzando la vida laboral, se habla de generar diversas formas de ganar dinero con el fin de comenzar a construir un ahorro, que en el futuro te permita lograr la libertad financiera.

En las primeras etapas de la vida siempre existe una mentalidad de riesgo, la cual no debe ser ignorada del todo en un aspecto financiero, ya que en la mayoría de los casos, aún no hay dependientes económicos que impidan que se puedan hacer este tipo de movimientos.

Una de las formas en las que puedes iniciar en inversiones es por medio de CETES y lo puedes hacer desde 100 pesos. El gobierno mexicano es “el aval” de esta inversión, por lo tanto, son inversiones más seguras y aunque su tasa de interés no es muy elevada, puedes generar dinero extra sin hacer prácticamente nada, con una tasa de rendimiento fija.

Otro aspecto que es importante y se debe contemplar desde temprana edad, es invertir en tu AFORE, el cual se convertirá en tu ingreso a la hora de jubilarte. Por medio de la página de la CONSAR puedes utilizar una calculadora para calcular tu AFORE, en ella se te pedirá que ingreses la cantidad actual que tienes en tu cuenta, la edad a la que piensas o quieres retirarte, cuánto tienes en tu cuenta de AFORE y cuáles deberán serán tus aportaciones voluntarias para obtener la cantidad que deseas recibir a la hora de jubilarte. Si al realizar este ejercicio te das cuenta que tu posible pensión no cubrirá tu estilo de vida, es necesario que incrementes tus aportaciones voluntarias, de las cuales no se verán los beneficios de manera inmediata, pero sí en tu vejez.

30 a 40 años. La mayor experiencia laboral y haber hecho estudios de posgrado son argumentos por los que esta edad es mejor que los 20, no obstante, los gastos también aumentan. En varios de los casos, se recomienda asentar un camino financiero en el que la creación de un patrimonio sea el objetivo principal del inversor y la clave para esto está en tener objetivos definidos y hábitos saludables. Para lograrlo, es necesario que primero te comprometas a alcanzar tu salud financiera, lo cual te llevará alrededor de tres años. Cuando estés listo podrás comprar primero un auto y después una casa, de lo contrario vivirás endeudado toda tu vida.

Por lo general, en estos años ya existen dependientes económicos, por lo que no puedes hacer movimientos muy arriesgados. Por ello, la búsqueda de fondos de inversión de menor riesgo es una buena opción.

40 a 50 años. A esta edad se aproxima el retiro, por cual, es necesario garantizar que este va a ser lo más tranquilo posible. Esta etapa es un buen momento para minimizar las deudas.

En cuanto a la inversión, puedes recurrir al famoso método de Hipoteca Inversa, que en Europa ya es muy conocido y el cual consiste en vender tu casa cuando estás en la última etapa de tu vida (jubilación) para que te la vayan pagando en un periodo de hasta 20 años, sin que tengas necesidad de dejar la propiedad. Con esto tienes dónde vivir y tienes dinero para vivir, al final la casa se vuelve propiedad del comprador, por lo cual, no podrás heredarla, pero tienes la opción de poder capitalizar todo el esfuerzo que te generó comprarla.

60 años. Cuando llegas a la edad de 60 es importante que inviertas una parte de tu pensión en CETES u otra forma de inversión, para que generes más dinero y tengas un monto destinado para imprevistos. Lo importante es que para esta edad seas financieramente libre y no tengas que preocuparte por vivir tu vejez, así que entre más pronto comiences, mayor tranquilidad financiera tendrás.