Martes, 06 de Diciembre de 2022

INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

Conecta con tus colaboradores y obtén mejores resultados

Por: Rosa Mendoza
Gerente de relación con clientes, zona noroeste / Great Place to Work® México
dafne.navarro@greatplacetowork.com

Share This:

En los últimos años la ciencia nos ha hecho comprender con bastante claridad hasta qué punto nuestros procesos humanos están conectados y cómo se interrelacionan entre sí las actividades físicas, químicas, psicológicas y biológicas de una persona. En las organizaciones no es diferente, pues existe una estructura viva y dinámica en constante cambio y evolución que necesita responder a lo que esté sucediendo en nuestro entorno.

Por tal motivo, las organizaciones que miran hacia dentro y construyen un gran lugar para trabajar se destacan por promover transparencia en sus procesos, ofrecer oportunidades de desarrollo profesional y valorar el trabajo motivado por el impacto y el propósito que representan los objetivos individuales alineados con los objetivos organizacionales, así como por el reconocimiento de los logros obtenidos por los colaboradores.

Las organizaciones que se certifican como grandes lugares para trabajar están comprometidas en crear una cultura de alta confianza, con prácticas y procesos de valor que ayuden a desarrollar mejores seres humanos y profesionistas. Se comprometen en el desarrollo del liderazgo, retándose a evolucionar independientemente de la brecha generacional a la que pertenezcan, teniendo como premisa que la única constante es el cambio.

La importancia de un buen guía

A través de su cultura, la organización se asegura de ir evolucionando y respondiendo a los retos actuales, siempre teniendo firmes las competencias y los valores. Esto lo hace con la consciencia de que el invertir en capacitar y desarrollar a líderes para que sean capaces de influir y lograr una conexión con sus colaboradores es fundamental para lograr el éxito.

Ahora bien, si partimos de que la palabra líder proviene del inglés leader (guía), y que está compuesta por el verbo to lead (dirigir, ir adelante), vemos que los líderes tienen un alto impacto en la dirección y el enfoque de los colaboradores. Por tal motivo, necesitan ser ambidiestros, es decir, que puedan gestionar las estrategias para logar los resultados y al mismo tiempo inspirar a sus colaboradores con una visión compartida.

Para lograr una conexión con sus colaboradores, el líder debe tener competencias específicas, como la autodisciplina, la empatía, la persuasión y una metahabilidad, que es la autoconciencia. Esto significa que los primeros que se deben gestionar son ellos, en reconocer sus fortalezas y oportunidades para poder guiar a sus equipos de trabajo. Según Mario Alonso Puig, médico y escritor, existen cuatro pilares que los líderes deben tener para conectar con los colaboradores e influir en ellos:

  • Competencia. Es la capacidad para gestionar el equipo, asignar los recursos y tomar decisiones asertivas respecto de los retos.
  • Visión. Un líder necesita saber a dónde ir y hacia dónde va a dirigir al equipo.
  • Carácter. Que el líder sea íntegro, coherente, que mueva con su ejemplo.
  • Química. Que exista confianza, que los colaboradores sientan la atención genuina del líder.

Los actos de atención están entrelazados en el tejido de la inteligencia emocional porque a nivel arquitectura cerebral la línea que divide la emoción y la atención se desdibuja, según escribió en su obra Focus Daniel Goleman (2018). Realmente los colaboradores pueden percibir cuando un líder busca un encuentro con una intención genuina de escuchar y comprender con voluntad de cooperación.

Necesitamos líderes con sentido humano, con inteligencia emocional, que puedan transformar inspirando y cuidando a los colaboradores, para que puedan contribuir con una sociedad consciente, en la cual las personas posean un triple enfoque que incluya: su bienestar, el de los colaboradores y la gestión de los sistemas que delinean la vida humana.