Miércoles, 14 de Abril de 2021

INICIO | BITÁCORA FISCAL
BITÁCORA FISCAL

Corporate compliance: regulación, procedimiento y beneficios para la empresa

Por: LD. Ana Lucía Urbina González
Dirección de defensa fiscal STRATEGA Consultores
ana.urbina@strategamagazine.com

Share This:

La figura de compliance es relativamente nueva y, en esta ocasión, se abordará el tema de corporate compliance o compliance empresarial, analizando la regulación nacional e internacional aplicables; la forma para llevar a cabo un modelo efectivo, así como los beneficios al tener un programa adecuado. Este término surge para definir y regular la tarea de cumplimiento, tomando en consideración la normatividad aplicable, con la finalidad de que cualquiera pueda mitigar los riesgos legales, penales, administrativos, fiscales o financieros, a través de procedimientos adecuados, por ejemplo, las políticas de actuación en determinadas materias o la detección de consecuencias respecto el incumplimiento de sus obligaciones. El corporate compliance surge a nivel mundial por la necesidad de las compañías de proteger su identidad, procesos, relaciones comerciales, capital y reputación, pues si bien tiene como objetivo proteger a los entes integrantes del sector financiero, en la actualidad todas las organizaciones buscan perdurar y evitar riesgos innecesarios debido a las obligaciones tan complejas y extensas que exige la legislación. En ese sentido, en los últimos años, ha tenido un auge considerable, debido a la preocupación del empresario y por la difusión que le han dado organismos mundialmente reconocidos, como la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Internacional Organization for Standardization (ISO).

En efecto, encuentra su directriz principal en la ISO 19600, que es de observancia internacional, al asentar las bases para que el programa de compliance empresarial sea efectivo y cumpla los objetivos de protección a la compañía; sin embargo, es importante señalar que en México debemos complementarlo con la legislación vigente, tomando en consideración los tratados internacionales y las leyes que a continuación se citan: Convención Interamericana contra la Corrupción de la OEA, Convención para Combatir el Cohecho de los Servidores Públicos Extranjeros, Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, Ley Federal de Transparencia y Accesos a la Información Pública Gubernamental, Código Nacional de Procedimientos Penales / Código Penal Federal, Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y  Ley Federal de Protección de Datos en Posesión de los Particulares. Resulta conveniente comentar que, en virtud de la reforma al Código Nacional de Procedimientos Penales en 2016, se vuelve más importante que la empresa cuente con un programa de compliance corporativo, ya que, al tenerlo, las personas morales, al ser sujetas de responsabilidad penal, podrían excluir dicha responsabilidad en la posible comisión de un delito.

Un modelo adecuado se desarrolla en cuatro fases:

  • Fase de auditoría de compliance: implica un profundo conocimiento de la compañía, políticas y procesos vigentes.
  • Fase general de identificación: determinar las necesidades de la empresa, mecanismos, órganos y sistemas.
  • Fase de evaluación de riesgos: conlleva el análisis y clasificación de los riesgos legales, penales, fiscales, administrativos, financieros; tomando en consideración la actividad particular de la empresa.
  • Fase de implementación: aplicación de las medidas, políticas, modificaciones, manuales y guías que regularán las actuaciones de la organización, a fin de evitar el riesgo.

Todo modelo se implementará por un Oficial de Cumplimiento calificado, externo a la compañía, ya que debe ser una persona imparcial y que cuente con los conocimientos en la materia, pues será el encargado de evaluar, capacitar y revisar de manera continua. Finalmente, se considera que los principales aportes son: limitación de la responsabilidad penal, rentabilidad, eficiencia de recursos internos, ventajas competitivas, beneficios financieros, mejoras de control y de la imagen de la empresa.