Jueves, 17 de Octubre de 2019
INICIO | PERFILL
PERFILL

Diversidad e inclusión, la nueva tendencia en el mundo laboral

Por: LP. Fernando Rivera Saucedo
Licenciado en Psicología, con especialidad en Psicometría, Pruebas Proyectivas y Sexualidad Humana con enfoque de género y diversidad
fernando.rivera@strategaconsultores.com

Share This:

Cada vez es más común que las grandes organizaciones implementen programas enfocados a trabajar con la diversidad y la inclusión, pero ¿a qué se refiere esto? ¿De qué forma impactará a la empresa?

Gracias a dichos conceptos, las corporaciones buscan crear una cultura organizacional de apertura a las diferencias de pensamiento, creencias, orientación sexual, discapacidades, expresiones de género y brechas generacionales, con la finalidad de que, dentro de esta pluralidad, se genere un canal de comunicación totalmente abierto a nuevas ideas, transformando procesos que fomenten un ambiente diverso e incluyente para los colaboradores, que permita aumentar la rentabilidad del negocio.

Todo comenzó con la lucha contra la discriminación hacia las mujeres, quienes exigían –con justa razón– que se les diera igualdad de derechos y oportunidades en el ámbito laboral, al ser muy común que los cargos directivos únicamente fueran ocupados por hombres y se les ofrecieran condiciones de trabajo menos favorables.

Una vez que se comenzó a trabajar por esta igualdad, el mercado laboral también demandaba oportunidades para todos los sectores vulnerables de la población, a los cuales se les discriminaba por contar con alguna discapacidad, reconocerse como personas LGBT+, por su edad o raza, impidiendo a la compañía contar con la pluralidad necesaria para atender las demandas del mercado y ser competitiva.

Actualmente, podemos encontrar que ya existe un departamento enfocado a generar un ambiente de apertura hacia las diferencias que enriquecen el talento de la fuerza de trabajo, provocando un cambio dentro de la organización en favor de la visibilidad del personal diverso y previniendo cualquier acto de discriminación que perjudique el clima laboral y la percepción que el cliente tenga de la empresa.