Domingo, 16 de Diciembre de 2018
INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El mundo será de ellos. Nativos digitales, la Generación Z 

Por: LCC. Gabriel Moreno Rodríguez
Productor, académico en el ITESM, Director de Noticias en One Click Medios. Analista en temas de tecnología y Ceo.
@gabofanfare

Share This:

Muchas cosas ocurrieron en el mundo en la segunda mitad de la década de los pasados 90 y la primera década del siglo XXI. En ese tiempo vivimos los primeros ataques terroristas de gran impacto en América con la destrucción de las torres gemelas en New York, el inicio de la guerra contra el narco por parte del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa y la primera gran recesión mundial en más de 70 años, la cual ocurrió en el 2007.

En la última década, las empresas y las marcas han luchado por adaptarse a los gustos de la generación que precedió a todos estos eventos, hablo de aquellos que nacieron entre 1983 y 1995 –también llamados generación Y o Millennials– mismos que se han caracterizado por su visión idealista y colaborativa hacia un futuro optimista, con pocas (o ninguna) guerra, y mucho menos crisis económicas.

Y es que en un principio, los expertos calculaban que los Millennials seguirían dominando el mercado durante largas generaciones, definidas por su consumismo y su actitud multicultural y, en algunos casos, alimentada por la nostalgia de haber crecido en un mundo analógico que pronto se transformaría en uno digital.

Sin embargo, en medio de estas crisis también hizo su arribo uno de los más fuertes agentes de cambio en el mundo: el internet.

Con tantos cambios y crisis ocurridas en los últimos años, agencias especializadas en el análisis económico (Forbes, Bloomberg, Statistics Canada, entre otros) y agencias enfocadas al marketing (Futures Company y AMA por ejemplo) coinciden en que aquellas personas que nacieron en medio de este panorama ya no podían ser llamados Millennials; así surgió la Generación Z.

¿Y qué ocurre? Como pasó con las generaciones de postguerra, aquellos que crecieron en un ambiente de incertidumbre, guerras, violencia y crisis económicas, los que actualmente son niños y adolescentes son individuos que no ven el mundo como un lugar lleno de optimismo, sino más bien, como una arena destinada a la competencia.

De alguna forma, los niños de la generación Z son similares a aquellos niños Baby Boomers del milenio pasado.

Las reglas del juego vuelven a cambiar

En términos sencillos, aquellos que pertenecen a la generación Z tienen 22 años máximo y 5 años mínimo. Así de amplio es el espectro que cubren. La mayoría de ellos escucharon sobre Osama Bin Laden, las ejecuciones y el reinado del terror del narcotráfico en México y cómo grandes corporaciones y gobiernos entraban en crisis económicas. Algunos incluso vieron esos estragos impactando directamente a sus familias.

Es por ello que algunas de las características más representativas de los también llamados “nativos digitales” incluyen un espíritu independiente, emprendedor y altamente competitivo. Para ellos la vida no se trata de ideales ni de bienes materiales. La mayoría de ellos no sabrá lo que es una jubilación, ni mucho menos el poseer una casa y un auto en sus primeros años como profesionistas.

El espíritu de aquellos que llegarán a desplazar a los Millennials no concibe un mundo sin internet porque ellos nacieron casi a la par del servicio; están acostumbrados al bombardeo de información de la que nosotros anticuadamente llamábamos “la super carretera de la información”. Incluso sobre las redes sociales tienen un concepto distinto al nuestro, para ellos Facebook no es una prioridad, como lo son Snapchat, Instagram y Youtube.

Para los Zetas (como les dicen los vecinos del norte) la estabilidad es clave en cualquier objetivo que contemplen en la vida. Para aquellos que comiencen a contratar jóvenes de esta generación es importante ofrecerles seguridad en sus puestos de trabajo y aumentos de salario de acuerdo a un buen rendimiento laboral.

Muchas marcas se han visto rebasadas en sus estrategias para llegar a los nuevos jóvenes (o TeenZ como también los ha bautizado Spotify).

¿Y dónde queda la estrategia a implementar en este panorama?

Según Deep Patel, escritor en Forbes, los empresarios deben entender que la generación zeta se preocupa y pone atención en la comunicación que tiene la empresa con su mercado, su servicio al cliente y las políticas corporativas que implementan con sus trabajadores.

Algunas marcas lo han ido entendiendo bien como Beats de Apple, mientras otras parecen desaparecer en un mercado que no logran comprender, como Televisa y McDonald´s.

Una lección que nos pueden dejar empresas como Beats, Bandcamp y Adidas es que los nuevos jóvenes no son tan leales a una marca como otras generaciones. El margen de error puede ser mucho más peligroso, económicamente hablando, en éstas.

Un nativo digital ve mucho más rápido los algoritmos mal hechos y logos e ideas que no les generen simpatía. Es importante entender que, para los adolescentes de ahora, los logros y sus metas están enfocados en ellos mismos.

Para entender mejor, Patel menciona que muchos miembros de la generación Z buscarán formarse mediante tutoriales en youtube o en proyectos de emprendimiento, en otra palabra, la deserción de la formación profesional convencional podría ser mayor que la vista en Millennials, impulsada por un sentido de independencia y autosuficiencia.

Con una mentalidad tan competitiva y ágil, es importante para aquellos empresarios que comiencen a contratar a estos jóvenes tener en mente que esta nueva generación es excepcionalmente versátil en la tecnología; cuando antes un Millennial podía maniobrar entre dos o tres plataformas de trabajo simultáneamente, un nativo digital puede trabajar en las plataformas necesarias para optimizar el rendimiento de su puesto. Hablamos de una nueva definición del concepto multitasking.

Porque mientras el 55% de los Millennials encuestados por el Huffington Post hace unos años decían estar interesados en iniciar un nuevo negocio por su propia cuenta, hoy en día hasta un 77% de miembros de la Generación Z planean hacerlo, dato que más allá de ser una posible amenaza para aquellos que cuentan con negocios establecidos, podría significar mentes deseosas de innovar y aportar ideas únicas a las empresas que los contraten.

Contratar o trabajar con nativos digitales podría significar una mejor estrategia de aproximación al mercado, siendo que son ellos quienes mejor conocen las fórmulas de éxito de los influencers, de los vloggers y, en la mayoría de los casos, de las plataformas de mercadotecnia mejor posicionadas en el mundo como stories de Instagram, social content en televisión, comunicación y organizacional digital.

Conclusión

Así como los Millennials llenaron el mundo de un mercado asociado con la nostalgia, el status de marca y los lujos aspiracionales, es un hecho que en la próxima década la generación Z definirá muchos ajustes propios de una sociedad totalmente integrada a las conexiones Wifi, los exploits, el social media y los retos de un mundo donde las habilidades y la creatividad van estrechamente unidos en el mercado laboral.

Sería un error subestimar a la generación que pagará con sus impuestos las pensiones de muchos de los que leemos este artículo.