Sabado, 23 de Enero de 2021

INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

¿Estamos solos? Vidas en otros planetas

Por: LCC. Gabriel Moreno Rodríguez
Productor; académico en el ITESM; director de noticias; analista en temas de tecnología y CEO
@gabofanfare

Share This:

La respuesta rápida a la pregunta ¿estamos solos?, sería: no. Muchos han aplaudido los privilegios de los que goza nuestro planeta, con sus polos magnéticos y la atmósfera que lo protegen de la mayoría de los rayos cósmicos nocivos para cualquier ser vivo, una distancia ideal del sol, una inclinación en el eje de su órbita y la presencia de un sólo sistema satelital natural (la luna) que nos dan fenómenos como las mareas y las estaciones del año.

Los privilegios antes mencionados han hecho que muchos consideren “estadísticamente” muy difícil que las mismas condiciones puedan ocurrir más de una docena de veces en el universo visible por nosotros, pero el planeta donde vivimos ha puesto en duda nuestras certezas.

Apenas hace unas décadas era imposible concebir vida al interior de los océanos, donde no llega la luz solar y la presión del agua podía triturar los pesados trajes protectores de los primeros buzos, sin embargo, con el avance de la tecnología nos pudimos aventurar cada vez más lejos y en cada metro recorrido en vertical se encontraban criaturas de todo tipo, moluscos, peces y hasta seres que se creían extintos, como el tiburón anguila que se localizó a más de un kilómetro y medio de profundidad en el océano Pacífico y Atlántico.

Es así como la Tierra nos ha demostrado que las condiciones para que exista vida no son tan imposibles de cumplir. Sara Seager, astrofísica de la NASA que lidera la carrera para encontrar vida en otros planetas, lo ha dicho en conferencias y entrevistas, por primera vez en la historia de la exploración espacial estamos a unos años de comenzar a descubrir señales de existencia extraterrestre.

Seager y su equipo de investigación han sido de los beneficiados con la llegada del estudio en big data usando ecuaciones y cálculos matemáticos para conocer y estudiar exoplanetas (los que no forman parte de nuestro sistema solar) en varios puntos de la galaxia, los cuales han arrojado datos interesantes sobre cómo y dónde podrían sobrevivir organismos en distintos sistemas planetarios. Los componentes por encontrar son seis: carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo, sulfuro e hidrógeno.

Algunos de estos elementos podrían tener mayores posibilidades de existir y formar vida, si se presentan en planetas ubicados en la distancia llamada “ricitos de oro”, con relación a la estrella que orbitan. En otras palabras, todos aquellos que no estén ni muy lejos ni muy cerca de su sol.

Por ejemplo, el telescopio Kepler ha estudiado cientos de planetas en un punto específico de nuestro cielo, centrándose en la estrella Kepler-186, que posee un sistema con cinco planetas, de los cuales, el Kepler-186 F podría tener las condiciones precisas para contar con vida en su superficie.

Actualmente, telescopios como el Hubble permiten analizar las atmósferas de varios exoplanetas, pero la tecnología actual aún tiene un trecho que recorrer para poder estudiar con mayor precisión las características de cada objeto en el cielo.

De acuerdo con las proyecciones de la NASA, para mediados de la actual década se espera lanzar el Telescopio de campo amplio de estudio infrarrojo, el cual podría detectar señales de oxígeno, agua, vapor y otro tipo de indicadores precisos de vida en otros mundos, mediante los reflejos de luz en sus atmósferas.

En términos reales, Seagan y la comunidad científica estiman que podría tomar décadas encontrar un planeta como el nuestro, sin embargo, los planes y estudios que tenemos a la mano nunca nos dejaron tan cerca de lograrlo, de hecho, en muchos casos, los desarrollos en inteligencia artificial y la ingeniería en nuevos métodos de navegación espacial podrían garantizar que en 2030 o 2040 ya tengamos pruebas irrefutables de que existen seres vivos más allá de nuestro cielo.