Sabado, 17 de Abril de 2021

INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

Finanzas sanas y feliz año nuevo

Por: Alejandro Saracho
Fundador de Abundantia Training, experto en finanzas personales y empresariales y autor del libro Reconfiguración Financiera
info@reconfiguracionfinanciera.com

Share This:

Diciembre es un mes de entradas y salidas financieras. Es una temporada clave para nuestras finanzas. ¿Por qué? Porque necesitamos comprar los regalos navideños, preparar la cena, las posadas, el árbol de Navidad, y planear las vacaciones familiares. Y lo mejor es que para todo esto recibimos el aguinaldo, premios por productividad, bonos, etcétera.

Sin embargo, esta situación de exceso de salidas de dinero, es algo que no todos saben controlar.

En el 2018, la plataforma de préstamos Ferratum, realizó un estudio en el que se demostraba que México es el país que más gastos navideños realiza. Aproximadamente, las familias mexicanas destinan casi el 50% de su presupuesto mensual en las festividades.

Esto es una cantidad alarmante, porque muchas veces las personas optan por utilizar sus tarjetas de crédito para realizar todas las compras, lo que los lleva a sobre endeudarse y a pasar una cuesta de enero sumamente complicada.

Por lo anterior, te quiero brindar algunos consejos para que esta temporada realmente sea un cierre de año con finanzas sanas.

  1. Replantea tu situación financiera: Antes de realizar todas las compras de la temporada, y antes de cualquier otra cosa, piensa en tu situación financiera actual.

Te recomiendo que realices un presupuesto mensual para esta temporada (y para todos los meses). Debes tener identificado cuáles son tus compromisos mensuales y cuánto es el dinero que realmente puedes utilizar en gastos navideños.

  1. Aguinaldo y bonos: Muchas personas utilizan el aguinaldo para realizar algunas compras extra que realmente no son necesarias. Te recomiendo dar prioridad a los pendientes o deudas que puedas tener. También puedes invertir o ahorrar el dinero extra antes de realizar compras emocionales. Intenta ahorrar al menos el 30% de tu aguinaldo, para invertirlo posteriormente.

  1. Piensa con la cabeza fría: No te dejes engañar por los espejitos, con esto me refiero al exceso de ofertas o meses sin intereses que ofrecen los establecimientos.

Antes de realizar una compra, detente unos segundos a pensar si es realmente algo necesario. Procura adquirir posesiones que no pierdan su valor inmediatamente y que te causen alguna desestabilidad económica fuerte.

  1. Tarjetas de crédito: Debes recordar que las tarjetas de crédito no son una extensión de tu salario, más bien es dinero que el banco “nos presta”.

El dinero en tu tarjeta de crédito es del banco, por lo que vas a tener que pagarlo al final de mes o generar más intereses, no adquieras deudas innecesarias que te generen problemas futuros.

No olvides que planear tus gastos es un hábito que te permitirá mejorar en tus finanzas personales.

Enfócate en cerrar el año con finanzas sanas, y comenzarlo de la misma manera.