Domingo, 25 de Agosto de 2019
INICIO | DEPORTES
DEPORTES

Golf, deporte y negocio

Por: LCC. Jorge Aguillón Rodríguez
Periodista independiente. Escritor de columnas en diversos medios informativos.
@JorgeAR_RJ

Share This:

Actualmente en México, el Golf es una disciplina muy exclusiva a la que no todo el público llega a tener acceso. Sin embargo, con ayuda de campañas extraordinarias, llamativos torneos y figuras imponentes que lo practican, cada vez gana más adeptos. Esta actividad está rodeada de elementos que la convierten en un foco importante de interés: es deporte y negocio.

Para comenzar, hay que tener en mente que se requiere realizar un importante gasto inicial para practicarlo. Por ejemplo, tan sólo el equipo básico se cotiza en alrededor de 5 mil pesos. Además, es necesario contar con la afiliación a algún campo o club. Dependiendo del lugar, variarán los costos; en algunos casos los pagos serán mensuales, en otros puede ser necesario comprar acciones o se cobra una tarifa especial por día. Ninguna de estas opciones es barata, por el contrario, y se debe considerar como una inversión.

Aquí es donde el deporte y el negocio se encuentran y se abrazan como buenos amigos. Quienes practican golf saben que están poniendo su dinero en algo más que un pasatiempo, pues se alía muy bien con empresas de bienes raíces, el branding y el turismo. Un torneo no sólo significa una atractiva competencia deportiva, también se puede convertir en una impresionante campaña publicitaria o en excelentes oportunidades de compra-venta de terrenos e inmuebles.

Sobra decir que las zonas más paradisiacas y muchos de los destinos turísticos en el mundo cuentan con campos de golf, los cuales, en su mayoría, son creaciones de los mejores diseñadores del planeta. Existen modelos de turismo que basan sus planes vacacionales en la calidad del campo a visitar.

En México, esta actividad representa una oportunidad innegable de generar ingresos. La plusvalía que arrastran los campos de golf para los fraccionamientos privados convierte a este deporte en el aditamento perfecto para los inversionistas, que se arriesgan a poner sus patrimonios en juego por la creación de clubes privados.

Cabe señalar que en nuestro país existen cerca de 200 campos de golf; sólo por comparar un poco, en el estado de Texas, en el vecino país del norte, hay más de mil, algunos son públicos, y este justamente es un factor que en México aún no se desarrolla.

Fue en el recién terminado 2018 y con varios años de planeación que la Federación Mexicana de Golf dio un paso grande para hacer llegar este deporte a más público. De acuerdo con diversos medios especializados, desde el año pasado se trabaja arduamente para abrir espacios públicos que permitan descubrir nuevos talentos en esta disciplina. Esto, sin duda, ayudará a que gane adeptos y que poco a poco más gente pueda acceder a su práctica sin la necesidad de inversiones tan grandes.

También es importante destacar los esfuerzos que se requieren para que existan más competidores representando a nuestro país en los torneos internacionales, pero si el negocio sigue siendo redituable y con este potencial de crecimiento, seguro conoceremos más golfistas mexicanos de renombre y, en un futuro, habrá más golf en este país.