Martes, 19 de Octubre de 2021

INICIO | BITÁCORA LEGAL

INSABI, salud para todos

Por: MDPL. Daniela Barrera Rodríguez
Abogada STRATEGA Consultores
daniela.barrera@strategamagazine.com

Share This:

Con motivo de la situación que ha provocado la aparición del virus del SARS-CoV-2 en el mundo, los reflectores se han fijado sobre los sistemas de salud que cada gobierno ofrece a su población; es por ello que resulta útil conocer más sobre el recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Anteriormente, quienes no contaban con un beneficio por parte de la seguridad social (IMSS, ISSSTE), podían inscribirse al Seguro Popular, pero desde el pasado 29 de noviembre de 2019 un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación creó el Insabi y desapareció la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, encargada de operar el Seguro Popular. Se le faculta al instituto el objeto de proveer y garantizar la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos e insumos asociados a las personas sin seguridad social, incluidos extranjeros (sin importar su estatus migratorio). Su figura legal es la de un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica y patrimonios propios, sectorizado en la Secretaría de Salud, e inició funciones el 01 de enero de 2020.

Para satisfacer las necesidades de la población mexicana, el Insabi tiene, entre muchas otras, las siguientes funciones:

  1. Proporcionar gratuitamente los servicios de salud y asegurar el suministro de medicamentos e insumos para la atención a las personas sin seguridad social, conforme el marco legal aplicable.
  2. A través de la colaboración con las demás instituciones de salud pública y para lograr el cumplimiento de su objeto, en los diferentes niveles de gobierno, celebrar y proponer convenios e instrumentos jurídicos de coordinación y colaboración.
  • Presentar a la Secretaría de Salud propuestas para realizar adecuaciones a la normatividad reglamentaria que resulten necesarias.
  1. Colaborar con la Secretaría de Salud y con las entidades federativas que correspondan en la planeación estratégica de esquemas que permitan privilegiar el uso racional de los recursos humanos debidamente capacitados, del equipo médico y de la infraestructura médica;

VII. Realizar una supervisión permanente en las unidades médicas a su cargo;

VIII. Impulsar el establecimiento de estímulos como parte de la remuneración para el personal profesional, técnico y auxiliar para la salud, que preste sus servicios en comunidades marginadas o de difícil acceso;

  1. Formular y mantener actualizada la plantilla ocupada de los trabajadores que presten servicios propios del Insabi;

XII. Participar en los procedimientos de contratación consolidada que instrumente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público;

XIII. Transferir a las entidades federativas, de forma oportuna y procedente, los recursos que les correspondan para la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos;

XIV. Establecer el mecanismo de registro de personas atendidas para las unidades médicas;

XVI. Definir las bases para la compensación económica entre entidades federativas, instituciones y establecimientos del Sistema Nacional de Salud por concepto de la prestación de los servicios médicos propios del Insabi, previa opinión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Para tener acceso no es necesaria una afiliación, basta presentar un acta de nacimiento o Clave Única de Registro de Población (CURP), así como la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE). Es oportuno comentar que los servicios de primer y segundo nivel (centros de salud y hospitales generales), así como medicamento consecuencia de dicha atención, son gratuitos, pero los especializados o de tercer nivel, hasta el momento, sí generan el cobro de cuotas de recuperación.

La salud en tiempo presente se ha convertido en el más preciado tesoro de cada individuo, lo cual se traduce directamente en la tranquilidad de la familia, es importante realizar las acciones que estén en nuestras manos para mantenerla y así combatir los fenómenos que la vida nos presente.