Domingo, 16 de Diciembre de 2018
INICIO | DEPORTES
DEPORTES

La Lucha, deporte y entretenimiento

Por: LCC. Jorge Aguillón Rodríguez
Periodista independiente. Escritor de columnas en diversos medios informativos.
@JorgeAR_RJ

Share This:

La Lucha Libre es, sin lugar a dudas, uno de los deportes más populares en México. Con una longeva tradición, los luchadores se han convertido en héroes y villanos para miles de fanáticos. En México, esta actividad representa el reflejo de las historias de los enfrentamientos entre “Rudos” y “Técnicos”, y en todas estas historias convergen el deporte y el espectáculo.

En esta disciplina se involucran actos tremendos de habilidad y condición física. Quienes dedican sus vidas a esta actividad, se preparan técnica y físicamente para llevar a cabo todos y cada uno de sus característicos movimientos. Al mismo tiempo, desarrollan habilidades histriónicas que ayudan a crear y moldear personajes que chocan entre sí sobre un cuadrilátero.

Es muy común escuchar comentarios y opiniones variopintas con respecto a la Lucha Libre. Existe quién considera a esta disciplina como “puro teatro”, y por otra parte también hay quien defiende a capa y espada esta actividad tan particular.

Tal como el duelo entre rudos y técnicos, resulta atractivo el hecho de que incluso en el área de las opiniones, existen diferentes bandos que se enfrentan. Aquí les presentaremos una opinión que puede ayudar a guiar a aquellos que se encuentren indecisos con respecto a esta discusión.

Con ayuda de estos argumentos, se abre la puerta para comprender cómo la lucha libre llegó a convertirse en un fenómeno que atrae a millones de aficionados alrededor del planeta.

La Lucha Libre, una fusión de Deporte y Espectáculo

Como en la antigua Roma, los gladiadores se preparan para enfrentar una lucha a muerte. Con entrenamiento duro, los luchadores se someten a años de disciplina y adiestramiento que les permiten brillar en los cuadriláteros. Aunque a muchos les puede resultar simple, el entrenamiento de un luchador puede significar su propia supervivencia. Un mal adiestramiento se puede proyectar en lesiones o incluso la muerte.

Además del desarrollo físico, los gladiadores del cuadrilátero desarrollan diversas técnicas de combate para enfrentar a sus rivales. Todos y cada uno de los movimientos ejecutados en el ring deben ser dominados por ellos para atacar y defenderse sin correr riesgos.

Por otra parte, el luchador también desarrolla un alter ego; este se convierte en su rostro (o máscara, según sea el caso), y según sus características de combate y su personalidad elige un bando. En esta disciplina se requieren importantes dotes histriónicos que permiten a los gladiadores  conectar con sus bases de seguidores.

Es justamente por estos factores que se fusionan deporte y espectáculo. La capacidad física y las técnicas de pelea que los luchadores desarrollan sumada con movimientos coreografiados y líneas de historia que se desenvuelven en torno a sus personalidades y bandos, conforman un perfecto balance entre el show y la exhibición deportiva.

Hoy por hoy el espectáculo cobra un protagonismo cada vez más grande. Con la inclusión de combates temáticos como las luchas de jaula, que consisten en encerrar a dos luchadores en una gran jaula de acero hasta que uno resulta victorioso, o los eventos pago por evento que se llevan a cabo anual o mensualmente. El factor histriónico se ha vuelto una cara explotable y necesaria para la Lucha Libre.

Los grandes luchadores y luchadoras, han construido legados gracias a sus capacidades por mantenerse en un tope físico y por la alta exposición que tienen gracias a los medios que cada vez se involucran más en la difusión de este deporte de entretenimiento.

 

La industria de la Lucha Libre

Si bien México es un país en el que la Lucha Libre es toda una tradición, ha sido en Estados Unidos donde este deporte de espectáculo reventó todo tipo de estadísticas.

La WWE, la empresa de Lucha Libre más destacada de los Estados Unidos, logró acumular ganancias superiores a los 200 millones de dólares tan solo en el rubro de la venta de los pago por evento. En 2017, esta marca ha logrado generar la mayor cantidad de ganancias en toda su historia.

Con un aproximado de 160 millones de suscriptores en su plataforma digital, la WWE se erige como el máximo escenario de la Lucha Libre mundial, un ring en el que los más grandes exponentes se pelean títulos y el derecho de llegar a los mejores eventos que la firma disputa.

Muchos luchadores destacados de México han logrado invadir los cuadriláteros en Estados Unidos. Varios de ellos incluso ostentaron los títulos más importantes. Destaca el caso del luchador potosino conocido como Alberto del Río, miembro de una renombrada familia luchística.

Actualmente conocido como el Patrón Alberto, el gladiador mexicano fue Campeón de peso completo, Campeón en parejas y Campeón de los Estados Unidos, entre otros. Durante un tiempo fue una de las figuras más prominentes de la WWE.

La Lucha fuera del Ring

Con el impresionante nivel de atención que reciben los luchadores, resulta inevitable que como otros atletas, estos resulten un atractivo foco de atención para diferentes marcas. Las más grandes figuras de la actualidad, han protagonizado importantes campañas publicitarias e incluso películas con buenos índices de aceptación.

Una de las figuras más importantes de la WWE desde hace ya varios años es John Cena. Es un luchador que cuenta con muchos seguidores y también con una importante cantidad de detractores. Su nombre, sin lugar a dudas, es sinónimo del emporio de lucha norteamericano.

En sus casi 20 años de trayectoria como luchador, Cena ha actuado en varias películas y ha sido un recurrente partícipe de campañas publicitarias. Tan solo en 2017, el “Marine” logró acumular 8 millones de dólares en ganancias. De acuerdo con información de la revista Forbes, solamente fue superado por el ex campeón de la UFC Brock Lesnar, quien obtuvo 12 millones durante el presente año.

Para pensar

La lucha en sí es una de las actividades más peligrosas que existen. Alimentada muchas veces por el morbo, o por lo impresionante que puede resultar ver a los y las luchadoras enfrentarse en duelos espectaculares llenos de acción y acrobacias, es sin duda una de las actividades deportivas de exhibición más interesantes que se realizan. Para quienes tienen dudas acerca de la veracidad de este tipo de eventos siempre basta ver hacia atrás y admirar las carreras, el legado y las múltiples cicatrices que sus máximos exponentes llevan. ¿Deportistas o actores? ¿Por qué no un poco de los dos?