Miércoles, 20 de Febrero de 2019
INICIO | ARTE Y CULTURA
ARTE Y CULTURA

Lamentamos la pérdida

Por: MDG. Irma Carrillo Chávez
Maestra en diseño gráfico; Coordinadora de Casa Cartel, Centro Universitario de Investigación Gráfica
@IrmaCarrilloCh

Share This:

Con estas palabras iniciamos los obituarios, discursos o notas periodísticas ante el fallecimiento de alguien. Hoy, hablaré de la pérdida de algo. Los filósofos inventan frases como: «aquel que no conoce su pasado está condenado a repetirlo», sin embargo, el cuidado del patrimonio histórico, en la mayoría de los casos, depende de gobiernos con muy poco o nulo interés en vigilar los bienes culturales muebles e inmuebles con los que pueda contar un país, precisamente para no olvidar ese pasado.

Y así presenciamos intervenciones aberrantes en pinturas, murales, figuras, tallas, esculturas, objetos de la vida cotidiana y documentos históricos. Pensamos que un simple meme compartido en la red pondrá fin a estos lamentables hechos, pues como usuarios y patriotas ya contribuimos con compartir-denunciar la destrucción sistemática del patrimonio en manos de personajes poco profesionales, pero con “buenas intenciones”.

Es el caso del Museo Nacional de Río de Janeiro, el cual, a inicios de septiembre de este año, fue abrasado en su totalidad. La humanidad perdió un importante repositorio de testimonios históricos de gran valor, los cuales jamás podrán ser recuperados. ¿Sabemos cómo fue? Unos mencionan un fallo en el sistema eléctrico; otros, un globo de gas que cayó en la azotea del edificio. Los rumores corren, nada se esclarece y la razón se pierde en la noche de los tiempos.

En estas líneas deseo solidarizarme con los investigadores, quienes fueron parte del personal de este museo. Sus vidas, su dedicación, su amor por la historia, sus avances, descubrimientos, notas, libros, tesoros y hasta pertenencias personales se consumieron por las llamas de la desidia e indolencia de nuestros gobiernos. Cito el testimonio de la doctora Aparecida Vilaça, publicado en la revista Nexos: “Somos todos más pobres hoy, incluso los gobernantes y políticos que no tienen noción de la gravedad de lo acontecido, y andan por ahí dando entrevistas donde hablan sobre reconstrucción y recuperación, como si ello dependiese solo del dinero que, ahora, milagrosamente, comienza a aparecer. Si el palacio imperial puede, quizás, ser recuperado, lo que estaba dentro de él, jamás. Ningún dinero podrá comprar nuestro acervo, pues esos objetos, registros, documentos, grabaciones, no existen más en ningún lugar del mundo”.

De verdad, lamento la pérdida, la siento en mi pasado y futuro, en el de tantas almas que continuaron vivas durante años, a través de estos objetos y cuyas existencias volvimos a perder al ausentarse los recipientes que las referían. Mi más sentido pésame a Brasil. La mejor de las suertes a todos los acervos, museos, repositorios, casas de cultura, bodegas, monumentos patrimoniales y demás recintos, en los cuales está contenido el patrimonio de mi país.

Referencias bibliográficas

Vilaça, A. (2018). “Un museo en llamas visto por una de sus antropólogas”. En Nexos.com.mx. Disponible en: https://cultura.nexos.com.mx/?p=16666.