Viernes, 22 de Noviembre de 2019
INICIO | DEPORTES
DEPORTES

Los futbolistas más caros del planeta

Por: LCC. Jorge Aguillón Rodríguez
Periodista independiente; escritor de columnas en diversos medios informativos
@JorgeAR_RJ

Share This:

El futbol mueve dinero como pocos deportes en el mundo. Existen equipos gigantes con potenciales económicos que pueden competir con empresas transnacionales de diferentes rubros. En esta industria, la materia prima son los jugadores, quienes llevan la magia a los estadios y al planeta entero gracias a los medios de comunicación, que no pierden detalles tanto dentro como fuera de las canchas.

En estos tiempos, el valor en el mercado de los futbolistas profesionales se ha disparado a cifras estratosféricas, principalmente por la expansión mediática y la popularidad de La Fédération Internationale de Football Association​ (FIFA) –organización que rige esta disciplina–, que cuenta con 211 países afiliados, mientras que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene 193.

En el pasado, algunas de las grandes figuras que han escrito la historia de este juego fueron dejando cifras para el recuerdo. En el ya lejano 2001, fue de gran revuelo el traspaso de Zinedine Zidane de la Juventus de Turín al Real Madrid. El francés cambió de aires con una operación que se cerró en casi 80 millones de euros.

Por muchos años, el fichaje del Mago Zizou fue el más caro de la historia. Pero todo cambió en 2009, cuando Cristiano Ronaldo emigró del Manchester United al Real Madrid por casi 95 millones de euros. Este ranking se movió varias veces hasta que, en 2017, el brasileño Neymar Jr. fue trasladado del Barcelona al Paris Saint Germain, gracias a los 200 millones de euros invertidos por el cuadro galo. Hasta la fecha es la transferencia más costosa del futbol.

Los altos precios de estas transferencias o el valor de mercado terminan por definir el valor neto que tienen los jugadores profesionales, el cual está constituido por una compleja ecuación matemática que toma en cuenta elementos como el coeficiente de juventud, la calidad futbolística, el valor mediático y otras variables.

El sitio especializado Transfermarkt simplifica todo este proceso. Ellos cuentan con una de las bases de datos más detalladas y de simple acceso para el público en general, con respecto a los valores monetarios de los futbolistas. De acuerdo con la información acumulada en este sitio, es posible identificar a los más caros del planeta.

El primer lugar de esta lista lo tiene Kylian Mbappé; campeón del mundo con Francia, en Rusia 2018, juega en el Paris Saint Germain, tiene 20 años y está tasado en 200 millones de euros. Le sigue Neymar Jr., quien también juega en el PSG; el brasileño actualmente tiene un valor de 180 millones de euros. En el tercer puesto se ubica Lionel Messi, del Barcelona, considerado por muchos como el mejor jugador del mundo, tiene un valor de 160 millones de euros. Le sigue el delantero del Liverpool, Mohamed Salah; el egipcio está tasado en 150 millones de euros. El top 5 cierra con el delantero inglés del Tottenham Hotspur, Harry Kane, que ostenta un valor también de 150 millones de euros.

Para sorpresa de muchos, el portugués Cristiano Ronaldo se ubica en la posición dieciséis. Sin embargo, el luso está tasado en 100 millones de dólares. Este movimiento es natural, debido a la edad del jugador de la Juventus, quien tiene 34 años. Y aunque podría aproximarse al retiro, aún tiene la potencia física para disputar los mejores campeonatos.

Si bien los mexicanos están lejos de este top, muchos de ellos están muy bien tasados y por su juventud podrían colarse en los puestos grandes en un futuro no muy lejano. Hoy por hoy, el jugador de 23 años del PSV holandés, Hirving Lozano es el mexicano mejor tasado, con un valor de 40 millones de euros. Le siguen Raúl Jiménez, de 27 años, tasado en 25 millones de euros, y Héctor Herrera, de 29 años, valuado en 22 millones de euros. Destaca el caso de Diego Lainez, de 18 años de edad, quien recientemente llegó al Betis de Sevilla y tiene un valor de 14 millones de euros.

Habrá que ver qué sucede, pues los valores pueden dispararse o caer con cualquier movimiento que se presente. El negocio del futbol no va a parar pronto y las cifras de hoy, pueden ser un juego de niños el día de mañana.