Viernes, 04 de Diciembre de 2020

INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

Más que trabajar, trascender

Por: MPO. Jennifer Amozorrutia
Knowledge Management Manager / Great Place to Work® México
Jennifer.Amozorrutia@greatplacetowork.com

Share This:

Tus colaboradores, ¿trabajan por trabajar? Hacerlo a cambio de un salario o incentivo económico o tangible no es suficiente, sobre todo, para las generaciones Millennial y Centennial que, hoy por hoy, presentan la mayor ocupación en las organizaciones.

De acuerdo con mediciones realizadas en Los Mejores Lugares para Trabajar® en 2019, el 65% de los colaboradores pertenecen a las citadas generaciones. Como parte de estas evaluaciones se reveló que un factor fundamental para ellos es el propósito o trascendencia en el trabajo. La espiritualidad en sus actividades es importante.

Este concepto se relaciona con la experiencia significativa que una persona pueda tener en su trabajo, a través de la vivencia de un propósito, más allá de un sueldo o desempeño, acota la especialista en psicología Anu Dandona, en su obra Spirituality at Workplace. Se trata de trascender y contribuir a un propósito mayor.

Este fenómeno no es algo etéreo o filosófico. En Los Mejores Lugares para Trabajar®, casi 9 de cada 10 colaboradores sienten que su participación hace una diferencia en la organización y que su trabajo tiene un significado mayor. Entender sus principales elementos ayuda a poder aterrizarlo en la realidad organizacional y a desarrollar estrategias para disfrutar de sus beneficios.

 

  • Vida interna: en Sense of belonging = employees & their organisations thrive, de Karen Walker se define como el autoconcepto que se forma el colaborador en relación con un grupo, sintiéndose parte de una unidad e identificándose con la organización. Es decir, sentido de pertenencia o membresía. Esto fomenta que los colaboradores estén dispuestos a ir más allá de sus responsabilidades definidas, reforzando el engagement hacia la organización, excediendo las expectativas de los clientes internos y externos.
  • Trabajo significativo: de acuerdo con la visión de Stringer y Boverie, en The role of meaning in work: a study of the transformational power of meaningful work, es el valor del trabajo en relación con los estándares o ideales del propio colaborador. Si el trabajo es significativo –opina– se generan sentimientos positivos hacia sus funciones y la organización, elevando el desempeño y efectividad del trabajo de los colaboradores. En este sentido, el estudio The search for meaning de Brian O’Connell, realizado a 2 mil colaboradores, reveló que 9 de cada 10 personas sacrificarían 23% de sus futuros ingresos por un trabajo que sea significativo para sus vidas.
  • Sentido de comunidad: tiene que ver con las experiencias entre las personas. Cuando el colaborador forma parte de una comunidad se activa la confianza, el respeto y la colaboración entre los equipos generando sinergia. Los resultados del Study finds employees who feel included are 50 percent less likely to quit, de Adam Robinson, practicado a 1,789 colaboradores, exponen que un fuerte sentido de comunidad trae consigo un incremento de 56% en el desempeño de las personas y un decremento de 50% en el riesgo de una desvinculación voluntaria.

El inicio de una nueva década, y el llamado de asociaciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a velar por el bienestar emocional de las personas, trae consigo que este tipo de temas (antes rechazados por muchos líderes organizacionales) tengan un lugar en la agenda de todo tipo de empresas en el mundo.

Crear negocios sobresalientes y un mundo más empático, a través de la espiritualidad en el trabajo, brinda bases sólidas para que las personas den lo mejor de sí mismas y conecten con su propio propósito. Sé un pionero en tu organización conectándote con la gente para que, más que trabajar, trascienda.