Martes, 19 de Octubre de 2021

INICIO | PANORAMA POLÍTICO
PANORAMA POLÍTICO

Política digital

Por: DA. Javier Rueda Castrillón
Analista económico en diferentes medios; autor de artículos sobre política y economía
jruedac@me.com

Share This:

Las campañas políticas nunca dejarán de lado las numerosas promesas para un electorado que vive una y otra vez fórmulas cansinas ante la evidente falta de creatividad. Entre presumidos discursos sobre moral y un mejor sentido de justicia, compromisos de equidad, mejora laboral, accesos a servicios básicos, seguridad y una lista interminable de pendientes, cada candidato pareciera un superhéroe en oferta capaz de dar solución rápida y segura.

Lobos disfrazados de corderos, una vez que la papeleta queda en la urna, aquellas soluciones empiezan a tener excusas de todo tipo y dejan en el olvido tanta palabrería barata, las pócimas de solución se desvanecen una y otra vez; pocos son los que regresan para dar la cara, aquellos que clamaban justicia vuelven a caer en una realidad lejana a tanta promesa.

Los inicios de una digitalización total de nuestro alrededor invitan a un cambio de campaña, hacer llegar el mensaje de una manera creativa… dicen que las palabras se las lleva el viento, así ha sido en gran cantidad de contiendas que bien podrían quedar atrás, si realmente se entendiera esta virtualidad.

Educación, empleo, trámites gubernamentales y servicios de transparencia se han beneficiado de esta línea digital, la automatización de procesos y la velocidad en cada trámite, tanto en solicitud como en tiempo de respuesta, ponen en entredicho la eficiencia de una gestión que, como punto primordial, debe conducirnos a una virtualidad conocida y entendida.

Desgraciadamente, la mayoría no cuenta con una conexión que permita vivir esta transición, acostumbrados a navegar en cada equipo o teléfono celular, pareciera un estándar que lejos está de producirse aún en el país. La virtualidad dejó en entredicho nuestra capacidad de homologación, la falta de conocimiento del ecosistema digital cierra la posibilidad de aprovechar de mejor forma las diferentes oportunidades.

Pongamos cifras al asunto, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, publicó la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH). Destacan los 20.1 millones de hogares que disponen de Internet (56.4%), ya sea mediante una conexión fija o móvil, un incremento de 3.5 puntos porcentuales con respecto a años anteriores. La carretera está puesta, pero aún faltan muchas vías y licencias de manejo para su óptimo uso.

El principal medio para la conexión es con diferencia el smartphone, un 95.3% que contrasta con la computadora portátil, que alcanza un 33.2%. Entre las principales actividades se encuentran el entretenimiento (91.5%), obtención de información (90.7%) y comunicación, ya sea vía mail, red social o programas dedicados al enlace (90.%).

Bill Gates predecía en su libro Camino al Futuro un mundo virtual, adelantado a su tiempo y con una visión perfecta, describía lo que acontecería para el 2050… hoy es una realidad, sólo erró en el tiempo, aquellos sueños galácticos se han convertido en una revolución tecnológica que rompe expectativas. La posibilidad de disfrutar de esta oportunidad turna por una concientización urgente, de no ser así, la brecha social no sólo será mayor, sino imposible de cerrar.

El mundo del Big Data no puede ser ajeno a la política, rubros como la educación, el home office y la comunicación han dado lecciones de adaptabilidad evidenciando áreas de oportunidad. Hoy la política está en tela de juicio, sería increíble aprovechar y fomentar los espacios virtuales, una oportunidad para ahorrar en presupuestos de campaña y la opción de canalizar de mejor manera cada recurso. Reformas en el ámbito político deben contemplar este panorama, de no ser así, estamos condenados a “más de lo mismo” …