Domingo, 16 de Enero de 2022

INICIO | CINE
CINE

¿Qué rayos hace un productor?

Por: Esteban Cortés Sánchez
Compositor de música para cine y director de orquesta
lecscorp.com

Share This:

Imaginemos a un joven señor Spielberg o Nolan o a mi amigo Víctor Martínez, recién egresado de la carrera de cine, caminar con un guion que se convertirá en la próxima cinta que definirá a una generación entera, pero… hay un problema: ¿cómo rayos hago para llevar este pedazo de papel a la pantalla? Hacer una película es un esfuerzo titánico (por decir lo menos) y requiere una logística extraordinaria. Mientras más grande es el proyecto, más cosas hay en juego y mayores son los riesgos. Desde cortometrajes filmados en una habitación con un actor hasta las obras masivas de James Cameron, todas tienen algo en común: necesitan ser realizadas; y es aquí donde entran los héroes anónimos de la industria del séptimo arte: los productores.

Pero antes de pararnos a aplaudir, si ponemos atención, nos podemos dar cuenta de un pequeño gran detalle: no es uno, sino varios tipos de productores y su labor no se limita a su “campo de trabajo”, suelen cumplir funciones que ni siquiera están en sus contratos. Y yendo más allá, dependiendo de la producción, los roles pueden cambiar. Un productor ejecutivo en una película mexicana independiente probablemente tendrá un trabajo semejante, pero con más funciones que uno en una cinta de Marvel.

¿Cuáles son los tipos de productores, pues, y qué hacen? Veamos:

Asistente de producción. Se encarga de apoyar en las distintas áreas de producción que así lo requieran.

Productor de línea. Es el encargado de agilizar la logística en el set y en las locaciones. Este puede confundirse con el asistente de dirección, ya que muchas veces comparten responsabilidades e, incluso, pueden ser la misma persona.

Gerente de producción. Se encarga de una unidad de producción. Cuando se habla de proyectos muy grandes, es común que se filme en varios lugares a la vez por lo que se necesitan varios equipos que realicen el trabajo simultáneamente.

Director de producción. Planifica la logística entera de una o varias unidades de producción. Su trabajo puede ser compartido con el gerente y, una vez más, en proyectos pequeños, pueden ser la misma persona.

 

Productor o productor general. Es el que comenzó con el plan. Usualmente es el representante de la empresa y pudo o no invertir dinero o gestionar el proyecto. Este último párrafo cobrará importancia más adelante.

Productor ejecutivo. Gestiona lo relacionado con lo administrativo. En ocasiones, podría ser también productor asociado.

 

Productor asociado. Es el que contribuye con dinero o especie (equipo, estudios).

En un mundo ideal (cuando el dinero no es un problema tan grande, porque nunca deja de serlo) cada uno de estos puestos sería ocupado por una persona diferente. Lo común es que el productor general sea productor ejecutivo, así como productor asociado (en muchos de los casos vendiendo su carro o hipotecado su casa para concretar el proyecto).

Sacar adelante cualquier empresa es difícil y con una artística es lo doble, pero el cine ha demostrado ser (en un nicho específico) extremadamente rentable. La primera tarea de un productor es ver si su producto lo será, pues en sus manos está el futuro de cientos de personas.

Citando al productor, director y guionista Ulises Castillo: “Todo el mérito se lo suele llevar el director, pero sin el productor jamás habría tenido un set. Todo el trabajo sucio lo hace el productor, así que ¿qué hace? Hace que suceda la película”.