Lunes, 06 de Abril de 2020
INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

¿Quieres ser un influencer? Razones por las que te podría interesar como emprendedor

Por: LCC. Gabriel Moreno Rodríguez
Productor; académico en el ITESM; director de noticias; analista en temas de tecnología y CEO
@gabofanfare

Share This:

Una breve historia de influencers:

Para Gabriela Varela (@gabrielavarela10) usar Instagram era una actividad como la de cualquier otra persona: compartir fotografías con sus amigos, de sus rutinas de ejercicio, sus viajes visitando familia en Acapulco y sus fines de semana en fiestas y eventos importantes. Pero, a diferencia de al menos un 99% de los usuarios de esta popular red social, su número de seguidores creció a pasos agigantados, tan sólo en el primer trimestre de 2019 registraba más de 66 mil.

En México, muchas marcas consideran influencer a una persona que cuenta con al menos 25 mil seguidores en sus redes sociales, Gabriela los superaba por más del doble.

La popularidad de la joven comunicóloga vino acompañada de nuevas oportunidades: sesiones de fotografía, invitaciones para hacer modelaje y hasta patrocinios de marcas de belleza, como tratamientos faciales y visitas a spas de forma totalmente gratuita.

Sin esperarlo, Gabriela de pronto vio potencial económico en sus redes sociales. Algunas empresas le sugirieron abrir una cuenta en Twitter –para aumentar su alcance–, la cual en pocos días ganó 17 mil followers.

Gabriela tenía muchos factores jugando a su favor, como su atractivo físico y su facilidad de palabra, pero hubo otros elementos menos incidentales que le ayudaron en su posicionamiento personal: el uso de hashtags en tendencia o su colaboración con modelos y fotógrafos reconocidos que la recomendaron a sus propios públicos, entre otras estrategias.

¿Dónde estamos con los influencers?

Los influencers en Internet existen desde que existe la posibilidad de crear sitios, blogs, redes sociales y cualquier foro que nos permite mostrar quiénes somos y qué queremos decir. La diferencia entre los de hace 20 años y los actuales viene con el arribo de las redes sociales y el avance de la mercadotecnia en dichas plataformas.

Muy pronto les quedó claro a los publicistas que gran parte de su mercado no buscaría las cuentas oficiales de sus clientes en Instagram, Twitter, Snapchat, TikTok o Facebook.

La mayoría de los usuarios que se conectaban a Internet buscaban contenidos divertidos, personalidades que, ajenas a su círculo de amigos, les ayudaran a entretenerse, informarse o simplemente distraerse. ¿Para qué, entonces, seguir la página oficial de un yogurt o de una dedicada a la venta de maletas?

Mientras algunas marcas adoptaron inteligentemente el formato de content marketing, otras vieron en la creciente popularidad de los llamados influencers un nuevo canal de oportunidad.

¿Qué tan grande ha sido la inversión en redes digitales?

Analistas de Business Insider estiman que la mercadotecnia basada en influencers represente un aproximado de entre 5 y 10 billones de dólares en 2022. Con una previsión de crecimiento anual de 38%.

Soy un emprendedor, ¿dónde encajo en este panorama?

Es difícil negar el impacto que puede tener una personalidad en una startup o marca joven. Eric Migicovsky, fundador de Pebble (una de las empresas pioneras en la creación del smartwatch), cautivó a los inversionistas en Kickstarter con entrevistas y videos donde prometía un futuro brillante en nuestras muñecas con su producto.

Pebble alcanzó 68,929 patrocinadores, que contribuyeron con más de 10 millones de dólares en su proyecto.

Elena Gómez del Pozuelo, con 93 mil seguidores en Twitter, fue la responsable de la creación de Womenalia, un auténtico LinkedIn para mujeres emprendedoras que ya cuenta con más de 280 mil usuarias. Su red social, además de tener un alto número de interacciones, ha servido como eje para atraer a más personas interesadas en esta fascinante plataforma.

Digno de reconocer ha sido también el manejo de marca que hicieron Chumel Torres y Jorge Roberto Avilés, quienes mediante sus cuentas en Twitter lograron cautivar a sus audiencias al punto donde HBO y Radio Fórmula les otorgaron espacios en sus barras de contenido.

En otras palabras, es pertinente reconocer que tener una voz posicionada en Internet puede abrir puertas a nuestras ideas de forma efectiva.

¿Qué pasos debo realizar si quiero ser un influencer emprendedor?

Hay pasos esenciales que deben ir íntimamente relacionados con el negocio que queremos emprender. ¿Vas a vender un producto de comunicación? ¿Iniciarás un restaurante? ¿Deseas abrir una oficina de coworking? Tu voz en las redes sociales debe hablar del tema.

Buscar posicionar tu voz mediante las redes sociales puede aumentar tu percepción sobre lo que pasa en el mercado meta. ¿Qué temas generan interacción? ¿Qué tuits o publicaciones provocan likes y comentarios? Las respuestas a esos cuestionamientos podrían servir para entender a las personas que potencialmente puedan seguir tu marca. Tu personalidad y tu dominio de temas puede inspirar confianza, lo cual se verá traducido en el lanzamiento de tu producto.

Por mencionar un ejemplo, muchos ya sabíamos quién era Andy Rubin antes del lanzamiento de “Esencial”, pero su reputación como el cofundador del sistema operativo Android sirvió, en gran medida, para generar expectativa en su primer teléfono inteligente.

Lo cierto es que se necesitan mucha seguridad y agallas para estar expuesto a la opinión y el escrutinio de miles de extraños, y para muchos emprendedores la posibilidad de pararse frente a una cámara puede no ser una opción atractiva.

Pero existen otras opciones

Marcas como Miniso, Huawei y Beats buscan “embajadores” ya posicionados en el mercado y que son afines a su público meta. El contratar el servicio de dichas personalidades puede ahorrarle un dolor de cabeza a más de un CEO.

En un ejercicio rápido, basta con visitar los perfiles sociales de tus influencers favoritos para encontrar un correo electrónico de contacto donde puedes enterarte de cuánto cuestan sus anuncios.

Un buen trabajo de segmentación ayuda a entender este complejo mercado que sigue creciendo día con día, pero, como recomendación de este colaborador, no tarden en tomar decisiones, ya que con el paso del tiempo las tarifas y el público crece, al igual que el escepticismo por los influencers y sus anuncios.

Y es que, como todo anuncio publicitario, los líderes de opinión en redes tienen una fecha de caducidad, eventualmente serán más las marcas que saturen las redes sociales y los usuarios, aburridos de ver comerciales donde antes buscaban entretenimiento, terminen migrando a otro tipo de consumo digital.

El tiempo en la mercadotecnia corre muy rápido.