Sabado, 22 de Julio de 2017
INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Sistemas Espaciales: Desarrollando nuevas fronteras

Por: Ing. Adrián Hernández Cossío
CEO en COSEM R&D , CTO en DRONOMX
adrian.hernandez.cossio@gmail.com

Share This:

Introducción

Desde tiempos antiguos, la humanidad siempre se ha asombrado por el espacio exterior y ha sobrepasado fronteras de todo tipo para conocer sobre estrellas, planetas, y astros que rodean el universo. Desde la Edad Media, se dieron grandes avances en matemáticas, física, astrología y ciencias exactas, dando lugar a un conjunto de conocimientos que siglos más tarde serían precursores de las nuevas tecnologías en sistemas orbitales y espaciales.

Hace más de 58 años, hubo un suceso que marcó una nueva era, dando lugar a un crecimiento exponencial en el desarrollo de ciencias y tecnologías aplicadas a la vida cotidiana: el lanzamiento del satélite Ruso Sputnik I (4 de octubre de 1957). Esta nueva era, se le conoce como la Era Espacial (Siglo XXI).

¿Porqué se explora el espacio?

Desde que comenzó la Era Espacial en el mundo, las ciencias y tecnologías aplicadas al espacio han pasado de ser investigaciones innecesarias y redundantes, a elementos estratégicos que marcan índices de desarrollo entre países. La exploración espacial es, en pocas palabras, la cima de los conocimientos científicos y tecnológicos que el hombre ha creado para tratar de adaptarse a los entornos más complejos e inhóspitos en busca de respuestas de la naturaleza.

Una de las aplicaciones más importantes en la investigación espacial, es la influencia de la actividad solar en la Tierra (como la creación y propagación de manchas solares, ráfagas solares y su efecto en la ionósfera) para análisis de datos y pronósticos de efectos solares y llevar a cabo planes de acción terrestres. Estos fenómenos solares afectan directamente a los sistemas de navegación satelital, comunicaciones satelitales y a efectos naturales como la destrucción de la capa de ozono, efectos invernaderos, creación de huracanes, ciclones, etcétera.

La exploración espacial ha dado el beneficio de promover la ciencia entre personas y empresas, haciendo que más generaciones se interesen en las ciencias exactas y tecnologías aeroespaciales; ya que sus ramas de estudio son muy amplias y demandan gran cantidad de mentes para su desarrollo. Aparte de los beneficios económicos y de exploración, se han derivado avances en las áreas tecnológicas como la electrónica, las telecomunicaciones y la robótica.

En la actualidad, existen numerosos y diversos sistemas espaciales que han revolucionado nuestro mundo en diferentes aspectos. Entre los más importantes destacan:

Sistemas de meteorología satelital: Estos sistemas permiten seguir el origen y el desarrollo de huracanes, tifones, depresiones tropicales; además de permitir un pronóstico con alto porcentaje de veracidad, así previniendo catástrofes terrestres en pueblos costeros y salvando miles de vidas.

Sistemas de comunicación satelital: Estos sistemas ofrecen acceso inmediato a diferentes tipos y fuentes de información en cualquier parte del globo terrestre vía radio, televisión, teléfono e internet. La escala en la que se usa el teléfono e internet satelital es masiva y permite la comunicación pronta en cualquier parte del mundo.

Sistemas de posicionamiento global satelital (GPS): Estos sistemas nos permiten tener un posicionamiento muy exacto en cualquier parte del mundo, utilizando como coordenadas latitudes y longitudes terrestres, haciendo muchas actividades tecnológicas nuevas (como drones, sistemas teledirigidos, navegación terrestre y marítima, actividades cotidianas) más seguras y efectivas.

Beneficios económicos de explorar el Espacio

En términos económicos, la NASA tiene más de 10 centros de investigación, desarrollo y lanzamiento ubicados en EUA. En California, se estima que el centro de investigación Ames genera contratos tanto nacionales e internacionales por más de 3000 millones de dólares. En 2015 la NASA recibió 18 mil millones de dólares y la Agencia Espacial Europea (ESA) contó con 5 mil millones de dólares, haciendo una inversión global comunitaria viable para el desarrollo de más tecnologías avanzadas.

En promedio, un satélite artificial (para comunicaciones, posicionamiento o meteorología) lanzado al espacio genera derramas económicas de hasta 1000 millones de dólares por lanzamiento y puesta en marcha. Entonces, si se generan empresas que puedan desarrollar o manufacturar piezas aeroespaciales, ensambles o protocolos de control y calidad satelitales, hay una gran probabilidad que se generen grandes inversiones económicas y se constituyan empresas importantes a nivel mundial.

Misiones más importantes en la historia espacial

Las misiones más importantes en la era espacial son:

Sputnik I (1957): Lanzado el 4 de octubre de 1957. Es considerado el primer contacto del hombre con el espacio exterior.

Apolo 11 (1969): Ha sido la misión espacial más importante que ha cambiado por completo la humanidad. El 20 de Julio de 1969 se colocaron exitosamente los primeros hombre en la Luna, un astro que a ese tiempo había sido inalcanzable. Esta misión comandada por Neil Armstrong, desembarcó cerca del mar de la tranquilidad.

Estación Espacial Internacional (1998 - actualidad): Es la construcción más importante y compleja que haya construido la humanidad. La construcción comenzó el 20 de noviembre de 1998, cuando  el cohete ruso Protón colocó en órbita el módulo ruso Zaryá, para dar energía y propulsión a la estructura principal. El 15 de marzo del 2009 fue la última modificación.

Sistemas espaciales e importancia del desarrollo espacial en México

Desde el año 1982, adquirió sus primeros sistemas satelitales propios, conocidos como el sistema Morelos. Los satélites Morelos I y Morelos II, fueron puestos funcionalmente en órbita en 1985. Años después, se lanzó el sistema solidaridad. Los satélites Solidaridad I  y Solidaridad II fueron puestos funcionalmente en órbita en 1993 y en 1994.

La UNAM creó el Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial, que en 1991 comenzó la fabricación del primer satélite 100% mexicano, el UNAMSAT-1, el cual fue destruido durante su lanzamiento. En 1996 se puso en órbita el UNAMSAT-B, que funcionó un año aproximadamente. El gobierno mexicano anunció en el año 2010 la creación 3 nuevos satélites: el Bicentenario, Centenario y el Morelos III.

En México, existe un organismo federal que regula, desarrolla e implementa nuevos sistemas espaciales para la generación de conocimiento mexicano y cooperación internacional. Se llama la Agencia Espacial Mexicana. Fue promovida y fundada por un grupo de ingenieros y educativos en el área de las ciencias en el 2004, así abriendo oportunidades a instituciones académicas y de investigación para crear mejores sistemas de educación, desarrollo e implementación de proyectos espaciales.

Conclusiones

Invertir en desarrollo, manufactura y aplicación de sistemas espaciales, es un factor determinante para el índice de crecimiento económico de países, y para la creación de nuevas instituciones y grupos de ciencia y tecnología espaciales que se dediquen a la mejora de la calidad humana con novedosos sistemas tecnológicos aplicados a proyectos satelitales.

México cuenta con recursos, tanto humanos y económicos, para poner en marcha un mejor y modificado sistema de Recursos Espaciales, para su mejor administración e implementación. Lamentablemente, los países más atrasados en desarrollos de sistemas científicos y tecnológicos son los países que no retribuyen actividades o investigaciones en torno a temas aeroespaciales. Si un país no desarrolla o invierte recursos tanto económicos y humanos para la implementación de estos sistemas, está destinado al rezago económico y social debido a que las nuevas tecnologías involucran este tipo de sistemas. Por eso, si un país quiere superarse en índices de desarrollo, debe procurar tener un objetivo: un emprendimiento hacia el espacio.

Bibliografía