Viernes, 24 de Mayo de 2019
INICIO | PANORAMA POLÍTICO
PANORAMA POLÍTICO

Somos ignorantes

Por: Sergio Sarmiento
Agencia Reforma / Licenciado en filosofía por la Universidad York, de Toronto. Fue director editorial de las obras en español de Encyclopædia Britannica, Publishers Inc.
@SergioSarmiento

Share This:

"Sabes menos de lo que piensas".

Yuval Noah Harari

Son nuevos tiempos. Por una parte, tenemos más democracia que nunca. Las redes sociales permiten a los políticos acercarse directamente a los electores sin pasar por los partidos ni por los medios de comunicación. En principio esto es positivo, pero tiene también aspectos negativos. La nueva democracia ha permitido un resurgimiento del populismo en el mundo que se ha reflejado en el Brexit y en los triunfos electorales de Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro.

"En los últimos siglos –escribe el pensador e historiador israelí Yuval Noah Harari, en 21 lecciones para el siglo XXI– el pensamiento liberal desarrolló una inmensa confianza en el individuo racional". La experiencia nos dice, sin embargo, que "la mayoría de las decisiones humanas se basan en reacciones emocionales". Pero "no solo la racionalidad, la individualidad también es un mito. Los humanos rara vez pensamos por nosotros mismos".

La afirmación desconcierta, aunque Harari nos pide revisar el desarrollo del género humano. "Lo que dio al Homo sapiens una ventaja sobre todos los demás animales y nos convirtió en maestros del planeta, no fue nuestra racionalidad individual, sino nuestra habilidad sin paralelo para pensar juntos en grandes grupos".

Si bien los humanos somos soberbios, y pensamos que lo conocemos todo, la verdad es que nuestra ignorancia en casi todos los temas es supina. Si a la gente se le pregunta si sabe cómo funciona una cremallera, lo que en México llamamos un zipper, casi todos dicen que sí. Todos hemos usado estos dispositivos en ropa, bolsas y otros productos, pero una cosa es saber usar la cremallera y otra muy distinta saber cómo funciona. Muy pocos pueden explicar con claridad y concisión su operación, y casi nadie puede fabricar una.

"Dependemos del conocimiento experto de los demás para casi todas nuestras necesidades". Aunque miles de millones usemos con habilidad computadoras y teléfonos inteligentes, solo unos cuantos tienen la capacidad para diseñarlos y construirlos, y rara vez solos, siempre en colaboración con otros colegas especializados.

            En este mundo cada vez más complejo, "la gente rara vez aprecia su ignorancia, porque se encierra en una cámara de eco de amigos que piensan como ella y de fuentes de noticias que confirman sus posiciones". Las redes sociales, que son hoy la principal fuente de información de millones, no han hecho más que fortalecer esta tendencia. Por eso los puntos de vista de quienes pertenecen a grupos políticos distintos se han vuelto tan radicalmente excluyentes: en Estados Unidos, por ejemplo, quienes están a favor y en contra de Trump; en México, los que apoyan y los que cuestionan a López Obrador; en Brasil, quienes respaldan y quienes repudian a Bolsonaro.

La única forma de paliar la natural ignorancia individual es escuchar a quienes piensan diferente. Para un mandatario es crucial. Muchos errores de política pública surgen de la creencia de los gobernantes de que lo saben todo y que solo necesitan asesorarse de quienes son incondicionales o piensan igual que ellos. Si Trump escuchara a quienes le advierten que un muro no frenará ni la inmigración ilegal ni la inseguridad, o si López Obrador considerara las opiniones sobre el daño de la cancelación del aeropuerto de Texcoco o las propuestas de estrategias más eficaces y menos dañinas para combatir el robo de combustible, tanto Estados Unidos como México estarían en una mejor situación.

Brexit irracional

La primera ministra británica, Theresa May, ha echado para atrás la fecha de presentación de un nuevo plan para el Brexit del 21 al 29 de enero. Aun así, es demasiado poco tiempo. Lo ideal sería hacer un nuevo referéndum y mantener al Reino Unido en la Unión Europea. La separación es irracional para todos.