Domingo, 20 de Enero de 2019
INICIO | CINE
CINE

Taquillas infinitas

Por: MDG. Erwin Salas
Maestro en Ciencias del Hábitat en Diseño Gráfico por la UASLP. Director de arte y coordinador editorial en Stratega Business Magazine.
erwin.salas@strategaconsultores.com

Share This:

“A veces, la paciencia es la clave de la victoria. A veces conduce a muy poco y parece que no vale la pena. Y te preguntas por qué esperaste tanto tiempo para algo tan decepcionante”.

Captain America en Spider-Man Homecoming (Director: Jon Watts, 2017)

 

Semanas previas a su estreno, Avengers: Infinity War ya había roto varios records de ventas en el mundo, agotando todas las entradas en su preventa. A tres días de proyección, desbancó a Star Wars: The Force Awakens y se convirtió en la película con el fin de semana de apertura más grande de la historia. En solo 11 días obtuvo los 1,000 millones de dólares en recaudación global, el periodo más corto en que un filme lo ha conseguido en la historia del cine… pero estas cifras no son nada, ya que los superhéroes de Marvel han logrado entrar en el cotizado grupo de los 2,000 millones de dólares, quedando (hasta la fecha) en el cuarto lugar dentro de las películas más taquilleras de todos los tiempos.

Pero ¿a qué se debe tanto éxito y euforia por una película de superhéroes? El negocio de los cómics vivió una nueva era al adentrarse al mundo cinematográfico. El llamado Marvel Cinematic Universe (MCU) se encuentra hoy celebrando su décimo aniversario, convirtiéndose en una o quizá en la franquicia millonaria más importante de los últimos años. Con el estreno de Iron Man en 2008, inició su acaudalado ascenso, posicionando a todos sus personajes y películas dentro de los top de ventas mundiales, siendo la principal causa de su triunfo la creación de un universo conectado, produciendo e hilando pieza por pieza hasta completar un enorme rompecabezas que convergió en Avengers: Infinity War (2018).

Esta expansión encadenada es uno de los motivos principales que llevaron al MCU a desbancar a su principal competencia, el DC Extended Universe (DCEU). Marvel optó por construir su franquicia paso por paso, presentando personajes en películas individuales para unirlos y conectarlos en los llamados crossovers. Fue así que a Iron Man, se le unieron Thor, Captain América, Dr. Strange, Black Panther, Spider-Man y demás superhéroes que lideraron por si solos las taquillas, generando la expectativa de verlos juntos en una súper producción cinematográfica. 20 películas a la fecha, divididas en 3 fases a lo largo de 10 años forman el MCU, de las cuales, 5 lograron superar los mil millones de dólares en recaudación y colocarse dentro del top 20 de películas con más boletos vendidos en el mundo. Paciencia, planeación y perseverancia son las palabras que describen este método, que sin duda, dentro del negocio fílmico superó todas las expectativas generando millones de ganancias.

Por su parte el DCEU decidió tomar otro camino: lanzar de golpe sus cartas fuertes en una misma película, sin desarrollo de personajes o planeación previa, pasos fundamentales para la construcción del presuntuoso universo extendido que presumen y tratan de formar y del que únicamente han proyectado 5 películas, siendo su mayor éxito Batman v Superman: Dawn of Justice, ubicada en el puesto  58 con 868.4 millones de dólares de recaudación. Justice League (2017) su crossover principal y con el que esperaban relevar a su competencia, no logró alcanzar los 1,000 millones de dólares en ventas, alejándose de los primeros lugares ocupando el puesto 118 de la lista de las películas más taquilleras. Tal fracaso ocasionó que DC renunciara a la idea de formar un universo compartido centrándose ahora en el lanzamiento de películas independientes que pueden estar o no conectadas entre sí y llamándose oficialmente The Worlds of DC (WODC), con el que buscaran corregir los errores del pasado para tomar mejores decisiones.

El MCU va en ascenso. Walt Disney Company, quien compró en 2009 Marvel Enterprises por cerca de 4,000 millones de dólares en acciones y efectivo, acaba de aprobar la compra de 20th Century Fox por 71 mil 300 millones de dólares, adquiriendo así los derechos cinematográficos de los personajes Marvel que se encontraban divididos entre ambas compañías, por lo que no nos debe sorprender que en un futuro, superhéroes como X-Men y Fantastic Four se unan a las filas de los Vengadores en el esperado crossover que sin duda superará todos los records antes mencionados.