Martes, 16 de Enero de 2018
INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Traje a la medida del cliente: 5 claves para el éxito de un ERP

Por: Intelisis
Fundada en 1986, Intelisis se ha consolidado como una empresa importante en tecnologías de información a nivel nacional.
www.intelisis.com

Share This:

Descubre las 5 claves más importantes a considerar para el éxito de un Sistema de Planificación de Recursos Empresariales o ERP, instrumento básico en una organización para el 2018.

 Un sistema de control como lo es la Planificación de Recursos Empresariales (ERP por sus siglas en inglés), además de aumentar la eficiencia operativa y estandarizar los procesos de una empresa, permite ahorrar costos y las ayuda a mantenerse a la vanguardia, logrando sean más competitivas. Sin embargo, el compromiso de la parte que brinda esta herramienta, debe de cumplir con ciertas características acompañadas de una excelente calidad de servicio para proporcionar la solución más adecuada a sus clientes.

En los últimos años, se ha notado que el aumento de la productividad y el continuo crecimiento de las empresas e instituciones de distintos sectores acompañado de una fuerte innovación, se derivan en gran parte de este instrumento que se adapta a cada modelo de negocio. Por ello, la atribución como: un traje a la medida del cliente.

De esta manera, enumeramos las 5 claves importantes que un software especializado debe contar, de tal modo que sus clientes, distingan los resultados de dicha herramienta, mejorando aquellos procesos administrativos y financieros que competen a la toma de decisiones de las organizaciones.

1.- Flexibilidad, clave principal: Adquirir sistemas de control para la gestión de las operaciones es una inversión que requiere de un análisis previo; existen factores externos que están fuera del alcance de la compañía y es ahí, donde un sistema debe de reflejar una solución inmediata o de la mano para dichas situaciones inesperadas, tal es el caso, de los temas fiscales que muestran cambios diariamente, adicional al formato de uso, conforme al país en que se está ejecutando.

2.- Alta integración y conectividad entre procesos de negocio: Definitivamente un sistema ERP exitoso, es aquel que se adapta no solamente a un sector o tipo de empresa en específico. Pequeños y grandes empresarios, dentro de sus operaciones cuentan con cierta cantidad de procesos a los cuales atribuyen la razón del uso de la herramienta para poder agilizar su administración.

3.- Personalizar lo exclusivo que ama el cliente: Cada sector, mercado y cliente son auténticos. Por ello, es necesario fijar características específicas en la herramienta de acuerdo a sus propias particularidades. Se debe crear un software que se amolde a cada una de las áreas con las que opera la empresa, lo que permitirá su fácil y cómodo manejo.

4.- Software amigable con el usuario, ¡no puede faltar!: El contenido del ERP es el arma principal de la herramienta así que, debe estar perfectamente delineado a las características de la empresa evitando así errores por parte de quien lo maneja. Todo esto comienza con un periodo de capacitación que los proveedores del software deben de considerar para sus clientes, llevándolos  de la mano en cada paso y en cada función.

5.- Servicio postventa: Esta clave es una de las más importantes, pues la mejor manera de tener satisfecho al cliente, es darle seguimiento a su proceso. La resolución de dudas y el asesoramiento posterior a la capacitación, son grandes cualidades de una buena empresa proveedora de software, que siempre resaltará de sus competidores y que se logra mediante el trabajo constante entre cliente y proveedor.

Es indispensable, que el servicio que brinda un sistema ERP sea de la más alta calidad, pues contar con asesores y expertos dentro de lo que ofrece la empresa es una ventaja competitiva, haciendo aún más especial el trabajo de la herramienta.

Actualmente, las compañías se enfrentan a una mayor competencia y difícilmente logran cautivar a sus clientes, de tal forma que a largo plazo se cree un vínculo emocional, es decir, una “lealtad del cliente o del consumidor”, donde tecnológicamente se debe de impresionar con frecuencia, debido a la evolución de la misma.