Domingo, 16 de Diciembre de 2018
INICIO | ESPECIAL
ESPECIAL

Una entrevista con Eduardo Vargas – Ethics & Compliance Counsel NoLA – AVON

Por: Eduardo Vargas
Ethics & Compliance Counsel NoLA – AVON
alejandrad@marcusevansmx.com

Share This:

Eduardo Vargas

Eduardo es graduado de la Facultad de Derecho de la UNAM, CU. Se ha desempeñado en empresas como Procter & Gamble, Philips y SC Johnson y en todos los puestos que ha ocupado, ha llegado a la misma conclusión: la conducta ética se encuentra en el centro de cada decisión y las empresas toman decisiones todo el tiempo.

Por ello también estudio en la Academia Internacional Anticorrupción (International Anti-Corruption Academy) con sede en Viena, Austria, y obtuvo el diploma de Incentivos para la Integridad Corporativa. Hace seis años y medio se unió a un grupo de profesionales que implementaron el programa de Compliance en Avon y ahora es el Ethics & Compliance Officer de Avon para el clúster del norte de Latinoamérica.

Ponente en la 2da Edición: Anticorrupción y Cumplimiento LATAM

Septiembre 4-5, 2018 | Ciudad de México

¿Nos puede contar  un poco sobre sus funciones como Ethics & Compliance Counsel NoLA para AVON? 

EV: Soy E&C Officer para Avon en los mercados de NoLA (Norte de Latinoamérica), los cuales abarcan México, Centroamérica y República Dominicana. Estoy en Avon desde enero de 2012, cuando comenzamos a implementar el programa de E&C en la compañía. El programa se basa en las Federal Sentencing Guidelines de los EUA, ya que Avon es una compañía estadunidense que cotiza en la bolsa de Nueva York. El programa es muy amplio y abarca desde funciones estratégicas como ser secretario en el Comité de E&C y orientar el tono de los altos ejecutivos, hasta dar entrenamientos a distintos niveles de la organización.

¿Alguna gran alegría en tu carrera?, ¿Algún disgusto o desafíos técnicos superados? 

EV: Durante el periodo en que el Monitor externo estuvo en Avon, decidió visitar varios mercados relevantes, entre ellos México. En su visita se dio cuenta del excelente nivel de compromiso hacia el programa de E&C y estoy seguro que lo que vio aquí contribuyó a que se sintiera cómodo con la manera en que la compañía estaba implementando el programa de E&C.

Tener al Monitor externo fue al mismo tiempo todo un desafío porque durante su revisión emitió más de 120 recomendaciones a implementarse en todo Avon en todo el mundo durante un periodo muy corto de tiempo. Esto lo logramos puntualmente y con un mínimo de interrupción en las operaciones de negocio.

¿Cuáles estrategias crees tú que pueden ser utilizadas para entender y conocer las áreas de oportunidad de la empresa cuando se busca hacer cambios para fortalecer el cumplimiento de nuevos programas o minimizar riesgos? 

EV: Creo que la principal estrategia es decir la verdad; decir las cosas tal como son. Una área de oportunidad, una falla, una situación preocupante, no se pueden resolver si no se comunica abiertamente, de manera honesta y transparente. El decir las cosas tratando de minimizar el problema, o con miedo a consecuencias negativas, solamente hace que el problema persista. El otro componente es la voluntad de la empresa u organización para que esto suceda; esto es, debe haber un compromiso serio hacia la apertura, el desarrollo de las comunicaciones abiertas y una prohibición efectiva de represalias contra quien se exprese.

El siguiente paso es contar con gente de E&C, Controles Internos y Auditoría que se encuentren comprometidos con el programa de E&C, con el propósito de la empresa/organización y con sus trabajos. El apoyo de la Alta Gerencia es fundamental para que estos equipos logren sus objetivos. Por ello creo que la función de E&C no debe estar dentro de Legal o Recursos Humanos, sino que debe responder al CEO, o al Board of Directors al Comité de Auditoría –o a los tres. 

En tu opinión, ¿Cómo están cambiando las estructuras de compliance en LATAM conforme a la regulación de EUA  y como afectan a las compañías? 

EV: Creo que se están robusteciendo y tomando cada vez más relevancia dentro de las organizaciones. La principal afectación, además de presupuesto y headcount, es organizacional: ¿cómo generar compromiso con una función a la que generalmente se le mira con temor? Por ello la apertura y la cercanía con todas las funciones a prácticamente todos los niveles de la organización resultan tan relevantes.

También creo que podría ser un riesgo para las empresas/organizaciones si no toman el asunto con seriedad. En ocasiones quieren implementar un programa de Compliance sin tener la asesoría necesaria y sin la visión de que es un asunto serio. Si solamente se implementa para decir que “cumplen”, ese programa está destinado al fracaso.

¿En tu opinión cuales son los principales retos a los que se enfrentan las empresas a la hora de capacitar a sus empleados en cuanto a los programas de cumplimiento?, ¿Cómo mantienen la comunicación fluyendo dentro de AVON?    

EV: El principal reto es la cantidad de personas que necesitan conocer las políticas, los procedimientos, el Código de Conducta; y por otro lado, no todos los procedimientos aplican a todos por igual o son igualmente relevantes para todas las áreas. Para ello es necesario pensar de manera estratégica y segmentar a la población de gente que requiere entrenamiento. En Avon tenemos programas de Comunicación y de Entrenamiento que caminan a la par. El programa de comunicaciones mantiene vivo el mensaje de E&C a través de comunicados breves y concisos, recordatorios, temas de debate con Gerentes y Directores. El plan de entrenamiento se enfoca al que los empleados conozcan los aspectos más importantes de las políticas; qué hacer, qué no hacer y dónde pedir ayuda. 

¿Cómo crees tú que pueden las compañías generar ventajas competitivas para su negocio, fortaleciendo o innovando sus programas de cumplimiento?

EV: Una pregunta muy importante. Pareciera que tener un programa de E&C es un costo o una carga para la empresa/organización. Esto no es así. Tener una programa de E&C genera compromiso de la gente, ayuda a prevenir y evitar riesgos, ayuda a proteger la reputación de la empresa/organización y por lo mismo a la larga representa una inversión. Es la manera como la empresa/organización se conoce a sí misma y mantiene sus estándares de conducta en niveles adecuados.

Desde mi perspectiva, la principal ventaja competitiva es tener un programa de E&C que sea efectivo. Ha habido empresas que han tenido programas “de papel” y por ello no han detectado riesgos y ahora enfrentan procesos penales y multas millonarias. Esto las coloca en una posición sumamente débil frente a sus competidores. Por otro lado, las empresas/organizaciones que tienen un compromiso serio con un programa de E&C garantizan su sustentabilidad y permanencia en el mercado.

¿Cómo se pueden implementar programas de control interno que a la vez se alineen con las los objetivos de la compañía?, ¿Cómo lo hacen en AVON?   

EV: Creo que en este sentido es importante ver que un objetivo más de negocios, aparte de generar ingresos, es tener controles que funcionan. De lo contrario la rentabilidad sería artificial. En Avon, La Compañía para la Mujer, comenzamos diciendo que “Tú haces todo más lindo y de la manera correcta”. Ahora toda la organización sabe que El éxito sin integridad es un fracaso. Muchas empresas/organizaciones han demostrado que es imposible crecer de manera artificial, engañando y tratando de lograr un resultado por encima de hacer lo correcto. En consecuencia, varias de esas entidades ya no existen.

¿Qué esperas obtener de tu participación como ponente y asistente en nuestra 2da Edición: Anticorrupción y Cumplimiento LATAM?

EV: Espero ofrecer un panorama de mi experiencia como Ethics & Compliance Officer para que mis colegas puedan ver que es posible tener un programa que sea efectivo y que ayude a garantizar la sustentabilidad de una empresa/organización.

Espero aprender buenas prácticas de otras organizaciones y colegas, que me permita actualizar lo que estamos haciendo en Avon.

Sobre la Conferencia

Esta conferencia de marcus evans traerá a destacados profesionales en cumplimiento y anticorrupción de las principales empresas de Latinoamérica para dialogar sobre estrategias para combatir actividades ilegales que puedan comprometer la ética corporativa, así como las mejores prácticas para maximizar el rendimiento, a través del cumplimiento de las normas.

¿Por qué debería asistir a esta conferencia? Para Reforzar procedimientos adecuados para establecer políticas corporativas y así garantizar que las actividades del negocio estén alineadas conforme a la normativa vigente, promoviendo una cultura ética entre empleados, directivos y agentes vinculados. Así mismo, robustecer las habilidades tecnológicas para salvaguardar la información corporativa con ayuda de herramientas digitales.

Más información: http://www.marcusevans-conferences-southamerican.com/SBM_Anticorrupcion