Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
INICIO | EDITORIAL
EDITORIAL

Evolución, conciencia y cambios

Por: LCC. Mónica Lira Ávila
Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Centro de México.
liramonica17@gmail.com

Share This:

La necesidad de informar y hacerlo bien

Si algo ha caracterizado a esta publicación bimestral a lo largo de casi cuatro años, han sido los cambios ¿ya habíamos hablado de eso antes? Creo que sí, pero nos encontramos ante algo diferente. Nuestra imagen ha cambiado y el contenido mejorado. Ambos elementos han sido pilar de numerosas entregas informativas que combinan la calidad y objetividad para difundir información y construir argumentos sólidos. Muchas personas han sido partícipes y nos han visto evolucionar. El equipo de trabajo lo conforman quienes son conscientes de la necesidad de informar y no conforme con eso, de hacerlo bien. El objetivo es trazar caminos de datos y noticias que bien informen a nuestros lectores y les ayuden a formar criterios propios, promoviendo la búsqueda de respuestas y soluciones a cuestiones personales, políticas y de negocios.

Evolucionar es parte del proceso humano y de otros procesos de los que también va de la mano. Ser parte de esta evolución y aportar herramientas a un mundo y sociedad en los que la información se ve reprimida, es importante construir y promover la capacidad de decidir de forma autónoma y responsable.

A lo largo de este tiempo hemos sido protagonistas y espectadores de muchos sucesos que han moldeado nuestra forma de hacer negocios e incluso, relaciones personales. La tecnología nos ha construido un camino de no retorno y el hambre de democracia, igualdad, libertad y respeto a los derechos humanos, nos han hecho prestar más atención a nuestras necesidades y las del entorno.

En esta edición, hablaremos de los cambios y la crisis a nivel mundial y sobre todo local. Desde la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) hasta los políticos que se han disculpado por los golpes que le han propinado a nuestro país y que en efecto, esto no alcanza para sanarlos.

La volatilidad económica mundial y local. La inestabilidad política y social. La crisis educativa. La participación efímera en unos juegos olímpicos en los que una vez más corrimos esperanzados y aunque se obtuvo lo suficiente para conformarnos, nos llenamos de decepción y no por mal desempeño, sino por la apatía y mala administración de quienes conforman la CONADE. Políticos que construyen discursos con base en la ira racial que no me hace más que pensar que estamos ante una situación de bullying internacional. El miedo, la verdad latente, el futuro incierto y la resignación de que poco o nada va a cambiar. Son panoramas que –queramos o no–  nos definen como país ante los ojos del mundo. Sin embargo, no tenemos por qué darlo todo por perdido. Para quienes hemos sido partícipes y generadores de información, sabemos y anhelamos que el perfil que por ahora evocamos, cambie, siempre y cuando estemos dispuestos como individuos, sociedad y por supuesto, respaldados de un buen gobierno.

Probablemente estemos hasta el hartazgo de ver a México con una visión pesimista, pero sólo así podremos desempolvar la verdad y hacerlo de manera un tanto cruda. Así lograremos generar soluciones, propuestas e ideas que nos remuevan la inmovilidad y la apatía. Es hora de comportarnos más como adultos y aprender de los errores pasados. No continuar actuando como un adulto con Toddler brain que es el cerebro de un niño de entre 1 y 3 años que comete errores y aunque tenga el sentimiento de que algo va mal, los repite.

Es hora de crecer y continuar con la evolución, salir del estancamiento y así como muchos lo han logrado, todos podemos… si queremos.

En fin, te damos la bienvenida a nuestro nuevo aporte al cambio: STRATEGA Business Magazine edición 23.