Miércoles, 14 de Abril de 2021

INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

Lecciones empresariales que nos dejó el 2020

Por: MMD. Christian Flores Pérez
Conferencista, consultor en marketing, especialista en relaciones públicas
soycrismx@gmail.com

Share This:

Amigos, amigas, un año más se nos fue de las manos entre reportes, cierres de mes, despidos, contrataciones, momentos felices y otros no tanto; aunque no me gusta entrarle al rollo melancólico o la retrospectiva de lo que pasó o dejó de pasar, vale la pena retomar algunos consejos que han quedado escritos con letras de oro en los libros de la historia empresarial de nuestro país y del mundo, son bastantes, de hecho, pero quiero destacar los siguientes, pues quien no toma en cuenta su pasado estará condenado a repetirlo (sí, ya sé que es un lugar común, pero tenía que escribirlo porque #Número1DelAño).

1.- Start-up = volatilidad

Mientras algunas start-ups casi sucumben ante la pandemia o sufrieron graves afectaciones económicas, que incluyeron despidos, como en el caso de Uber, o una baja en ventas que por poco deja en la calle a Airbnb, muchas otras, en un año que podría pensarse catastrófico, repuntaron de forma impresionante, como Rappi, Konfio, Didi; la lección es clara: si algo caracteriza al segmento start-up latinoamericano es su impredecibilidad.

2.- Nadie es indispensable (ni tú, ni tu jefe)

“Despido”, una de las palabras más temidas por millones de empleados alrededor del mundo. Gracias a la contingencia sanitaria, una de las reglas básicas de la administración nos golpeaba diariamente con cifras y gráficas en los noticieros. “Nadie es indispensable”, hoy estamos, mañana quién sabe, así como en la vida, después de pérdidas millonarias, el campo laboral se convirtió en una verdadera jungla en donde sólo los candidatos más preparados, los perfiles más competitivos tuvieron la suerte (creada por ellos mismos) de perder un empleo y tomar otro en menos de 4 meses que, para lo que representó el 2020, es un número bastante amigable.

3.- Las empresas siempre serán empresas (considéralo)

Es cierto que algunas han estado regalando producto o kits sanitizantes a los más necesitados o donando determinado apoyo a comunidades vulnerables, pero les sorprendería la cantidad de compañías que se convirtieron –decía mi abuelita– en “candiles de la calle y oscuridad de su casa”, apoyando a los desprotegidos y, al mismo tiempo, exponiendo a sus propios empleados, no digo que sea bueno o malo, simplemente es la realidad, amo el capitalismo, de lo contrario no podría escribir en esta revista, el dinero mueve al mundo y así es como trabajan las empresas, sobrevivir, gastar menos, optimizar… fueron palabritas que indirectamente le pegaron a bastante gente. Si bien la empresa como concepto nunca ha sido la madre Teresa de Calcuta, este año para muchas la decisión fue fría: sobrevivir a costa de quien y lo que sea.

5.- El hombre es un animal misterioso y desconocido: conciencia ecológica

2020 fue un gran año para la conciencia ecológica, pudimos ver imágenes extraordinarias, como venados por las calles de Holanda o aguas cristalinas en Venecia, Italia, o bosques que recuperaban su tono verde tras la ausencia por meses del animal más peligroso, el hombre, que permaneció enclaustrado, como hace millones de años, en su “cueva”, llamada ahora home office.

6.- No somos nada (recuérdalo)

Un virus diminuto acabó con millones de seres humanos, empleos, vidas, estilos, imperios y compañías, recordándonos aquella frase tan común en las salas de velación que dice “no somos nada”; es curiosa la fragilidad del hombre y es él mismo quien hace a las industrias, así que el chiste se cuenta solo. Humildad es una palabra que se convirtió en recordatorio y desgracia de bastantes organizaciones que ni de chiste pensaron estar al borde de la quiebra.

7.- Trabaja, vive tu empresa, sé feliz

¡Ay, amigos! Si bien nos encantan los negocios, las empresas y el dinero, 2020 nos enseñó a vivir con la consigna de que lo único seguro es el cambio y debemos disfrutar lo que hacemos al máximo, pues no sabemos si esto se puede esfumar de un segundo a otro, disfruta en donde estás, con quienes convives y la labor que desempeñas.

Hasta aquí mi reporte, estimados lectores, les deseo un muy feliz y no tan pandémico 2021. ¡Un fuerte abrazo!