Lunes, 23 de Julio de 2018
INICIO | CIENCIA Y TECNOLOGÍA
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Monopolios informáticos, lo que podemos aprender de los gigantes

Por: LCC. Gabriel Moreno Rodríguez
Productor, académico en el ITESM, Director de Noticias en One Click Medios. Analista en temas de tecnología y Ceo.
@gabofanfare

Share This:

Con el cierre del 2017 algo quedó perfectamente claro: las empresas tecnológicas siguen dominando el mercado en lo que se refiere a méritos financieros. Porque de las primeras 81 marcas más valiosas nombradas por Forbes al cierre del año pasado, 18 de ellas son empresas dedicadas a la tecnología.

Vale la pena destacar que, de un valor acumulado en casi 2 trillones de dólares, es Apple la empresa que se consolida por séptimo año consecutivo en la prestigiosa lista de Forbes. ¿Y qué otras empresas siguen en la lista? Microsoft, Google y Amazon, todas del ramo de la innovación y servicios digitales.

Y no olvidemos que todas las empresas mencionadas en el párrafo anterior tienen años en el mercado, consolidando su capitalización en el interés del consumidor gracias a un sinfín de tácticas que otros competidores intentan emular con los años, pero sin el mismo éxito.

Ciertamente, algunas de las mejores lecciones que podemos encontrar entonces para impulsar nuestras propias aventuras en los negocios, es tomar nota de los gigantes tecnológicos que gobiernan el interés del consumidor.

El más grande de todos: Apple

Seamos o no seguidores de los productos creados por la empresa ubicada en Cupertino, es indiscutible el éxito que ha tenido Apple en la última década. Con ganancias en el último cuarto del 2017 que engrosan más de 50 billones de dólares en los bolsillos de sus inversionistas, Apple sigue siendo el líder por séptimo año consecutivo.

Muchos acusan a Apple de ser una marca poco innovadora, en algunos casos incluso rezagada en las tendencias tecnológicas que dominan el mercado en que se ubica, donde un iPhone presenta la capacidad de carga inalámbrica, sus contrapartes en Android ya lo hacían desde hace años ¿Ultrabooks con Porcesador Intel-M? Dell y HP ya fabrican modelos con procesadores i5 e i7.

Pareciera que con cada paso que da la empresa fundada por Steve Jobs, su competencia ya ha dado tres o cuatro más. Pero aún así, su empresa sigue venciendo a las demás, en algunos casos incluso a gigantes indiscutibles como Microsoft. ¿Qué hace bien entonces?

Las claves podrían ser dos: la primera y más importante es el diseño. Donde antes ya había reproductores MP3 en el mercado, fue hasta la llegada del primer iPod cuando el usuario vio un dispositivo atractivo, versátil y elegante que reflejaba lo que tanto prometían los reproductores digitales: el futuro de la música. Mismo caso con la llegada del iPhone, donde otras compañías ya habían presentado sus propias versiones de smartphones, fue la llegada del teléfono diseñado por la empresa de la manzana, con su pantalla multitáctil e intuitivo sistema operativo cuando finalmente el consumidor se lanzó a comprar en masa el interesante producto.

Y es que por cada producto que Apple lanza a un nuevo mercado, pareciera que con él trae legitimidad al negocio que aspira conquistar. Porque en un mercado donde es difícil innovar, Steve Jobs y sus ingenieros entendieron que la clave era perfeccionar las tecnologías ajenas, y venderlas a un precio premium. Ahí la segunda clave del éxito.

Porque en un mercado tan reñido por el emprendedurismo que busca desesperadamente la innovación, a veces lo único que hace falta es una empresa que perfecciona, que toma lo que ya existe y lo vuelve atractivo e imprescindible para sus usuarios, en otras palabras hace que el consumidor se diga a sí mismo ¿Cómo pude pasar tanto tiempo de mi vida sin este producto? Apple lo ha sabido hacer bien mezclando la mercadotecnia y el diseño. Cuando logras la combinación perfecta de estos dos elementos, entonces el cliente pagará casi lo que sea por tener tu producto o servicio.

Jeff Bezos, y su supertienda

El éxito indiscutible de Amazon en todo el mundo es quizá el testamento más firme sobre cómo la digitalización puede transformar una industria completa en tan poco tiempo. La distribución en cadena no ha vuelto a ser lo mismo desde que Amazon entro al mercado global.

Mientras en México el e-commerce aún da sus primeros pasos, en otras naciones como EU, Canadá y algunos países europeos y asiáticos, en 2017 los consumidores vieron como su primera opción para hacer sus compras navideñas el hacerlo en línea.

De acuerdo a Business Insider en EU hasta el 60% del total de encuestados durante el pasado mes de diciembre consideraba comprar sus regalos a través de Amazon, dejando muy atrás a cadenas de tiendas convencionales como Target y Walmart.

¿La clave del éxito? Diversificación, Jeff Bezos, CEO de Amazon (y el hombre más rico del mundo) no ha sido tímido al decir que su objetivo final es transformar a Amazon en la tienda de todo. Donde absolutamente todo tipo de productos estén disponibles a través de su tienda digital. Y con ganancias arriba de los 100 billones de dólares es importante tomar nota de la que fuera en un principio una simple tienda de libros.

Facebook, la red social que dominó

A inicios de este año hablaba en una conferencia sobre el cambio poblacional en Facebook, de cómo millones de personas (en su mayoría jóvenes de menos de 25 años) huían en masa de la red social invadida por padres, tíos y abuelos, inflando así la población de otras redes como Snapchat e Instagram. En otros mercados esto hubiera podido significar el fin de la empresa pionera en redes sociales, pero para el 2018 Facebook no solo sigue, sino que es más sólido económicamente que otros gigantes como Microsoft y Google. ¿Qué hicieron bien?

La gran clave ha sido permitir que tu negocio sea la plataforma de muchos otros. Mark Zuckerberg entendió perfectamente que la red de cientos de millones de personas que usan Facebook de manera gratuita no son solamente usuarios, sino también clientes, compradores potenciales, que todos los días entran a revisar su timeline y, por tanto, son bombardeados por miles de anuncios publicitarios de otras marcas.

La mejor lección que puede dar Facebook a cualquier emprendedor es: analiza tu negocio fuera del recipiente y monetiza de una forma que no sea invasiva y complemente la visión de tu marca, Facebook nunca ha dejado de ser un servicio gratuito que fundamentalmente ha sido el mismo, personas compartiendo mensajes con otras. El implementar anuncios y marketing digital en una plataforma tan grande le ha permitido a Facebook cotizar su valor en más de 400 billones de dólares.

Con arcas tan amplias en su banco, no es de sorprenderse que el siguiente paso para Zuckerberg sea ofrecer internet gratuito para todo el mundo, al final, son más personas consumiendo su marca.

Los anteriores son solo algunos ejemplos en un océano de lecciones importantes que como personas de negocios debemos memorizar y aplicar en nuestras vidas. En especial cuando hablamos de un apogeo en el mercado consumista en nuestro país.

Con la entrada de nuevas generaciones y tendencias de consumo, es importante no perder de vista las claves de éxito que le han funcionado tan bien a Apple, Amazon, Google y Microsoft. Porque a final de cuentas los que estamos dedicados a los negocios sabemos que el fin de todos los medios es el mismo: vender.