Martes, 22 de Setiembre de 2020

INICIO | DEPORTES
DEPORTES

UFC, las batallas del deporte

Por: LCC. Jorge Aguillón Rodríguez
Periodista independiente; escritor de columnas en diversos medios informativos
@JorgeAR_RJ

Share This:

En muchas ocasiones, cuando se habla de ciertos deportes, es común escuchar que narrativamente todo se traduce a historias de pelea, de guerra, de auténticas contiendas. Pareciera que lo que un equipo o atleta buscan hacer con el contrario es destruirlo, más que derrotarlo en un duelo directo.

Esto se entiende porque es un camino fácil para darle dramatismo y estética al rodar y botar de una pelota, o al choque de cuerpos en alguna práctica que conlleva contacto. Es un recurso útil para quienes tratamos de contar lo que ocurre en un estadio, arena o cancha.

Sin embargo, existen disciplinas en las que la exigencia física, y el mismo contacto entre competidores, se convierte en una batalla en el sentido más literal de la palabra y se vuelve superlativo cuando se habla de artes marciales.

The Ultimate Fighting Championship (UFC) nació en 1993, bajo la batuta de un grupo de empresarios y productores de eventos que encontraron un nicho en el combate, y ha tomado mucha fuerza en la última década.

En un principio, la competición buscaba identificar la disciplina de lucha más efectiva. De esta forma, múltiples peleadores que practicaban Karate, Judo, Boxeo, Muay Thai y Jiu-Jitsu, con sus diferentes variantes, combatían entre sí para determinar cuál era la mejor.

Con el paso de los años, y con la llegada de su actual presidente, Dana White, la marca UFC se ha posicionado a nivel global y es, hoy por hoy, la organización más importante de las llamadas artes marciales mixtas.

White, quien llegó en 2001, contribuyó a la explosión mediática de la empresa. Convirtió las peleas de campeonato en grandes eventos que se vieron beneficiados gracias a los derechos de transmisión y el pago por evento.

La revista Forbes anunciaba en 2018 que la compañía estaba valuada en casi 4 billones de dólares. Sin embargo, un reciente contrato por derechos de transmisión por parte de ESPN, con una duración de 5 años, estaría impulsando el valor neto de esta empresa. En recientes declaraciones, el presidente de UFC ha hecho público que, en este 2019, tendrá un valor de 7 billones de dólares.

Esta exorbitante cantidad ha sido alcanzada gracias a un importante crecimiento en la popularidad de este deporte. Hombres y mujeres se han visto influenciados alrededor del mundo por peleadores mediáticos e históricos. Resuenan los nombres de Caín Velásquez, Conor McGregor y Ronda Rousey, que han dejado grandes marcas.

Actualmente, destacan los campeones Henry Cejudo, Daniel Cormier, Valentina Shevchenko y Jessica Andrade, entre muchos otros. Todos peleadores que han dedicado sus vidas a prepararse para combates uno a uno en el octágono.

UFC suma adeptos por miles. Desde gente que sigue cada lucha y evento hasta quienes han adquirido el estilo de vida que estos atletas exhiben. No es una casualidad que esta compañía haya expandido sus operaciones a la creación de gimnasios alrededor del mundo, en los que las personas de a pie pueden acudir a recibir entrenamiento físico especializado.

La venta de franquicias de UFC GYM aporta una cantidad importante de capital a la marca. De acuerdo con la revista Entrepreneur, existen más de 100 complejos en diferentes localidades de Estados Unidos y en otras partes del mundo. De estos gimnasios solamente 17 son absoluta propiedad de la compañía. El resto es de terceros.

Aunque aún existe cierto estigma por la brutalidad que pueden representar como espectáculo las artes marciales mixtas, es importante tener en cuenta que representan disciplina, esfuerzo y enfoque. Aquellos que dedican su vida a esta actividad, se preparan en cuerpo y alma para entrar al octágono y darlo todo en cada batalla.