Viernes, 20 de Octubre de 2017
INICIO | ECONOMÍA
ECONOMÍA

Crowdfunding o microfinanciación colectiva

Por: Lic. José Luis Gutiérrez
Asesor y consultor independiente.
josegutsa@gmail.com

Share This:

¿Qué es y para qué sirve?

Tienes una excelente idea; crees que una vez desarrollada va a tener un gran éxito, pero resulta que no tienes los recursos económicos necesarios para llevarla a cabo. Haces un análisis del costo que implica convertirla en una realidad y te das cuenta de que es prácticamente imposible lograrlo con tus propios medios.

Qué hacer en estos casos

Algunas personas que se han encontrado en un dilema como este, han tenido la suficiente habilidad y la suerte de conseguir un mecenas que crea en su idea y esté dispuesto a invertir en ella; sin embargo, esto no es muy común, de hecho, podemos decir que son muy pocos los creativos que consiguen un inversor que esté dispuesto a patrocinarlos.

Ahí es donde entra en juego el crowdfunding, también conocido como micro mecenazgo o financiamiento colectivo, es una forma de conseguir los recursos que se necesitan para desarrollar una idea, por parte de una gran cantidad de pequeños inversores que quieren ayudar a las personas innovadoras y creativas, e incluso en muchos casos, a cambio de nada.

Dónde conseguir a estos inversores

Existen plataformas en internet que se han especializado precisamente en reunir, por un lado, a las mentes creativas y, por otro lado, a los inversionistas que sienten vocación por apoyar a emprendedores.

La primera de estas plataformas, que surgió en el año 2008 y que ha logrado financiar una gran cantidad de proyectos, se denomina Kickstarter. Hasta hace poco solo operaba en Estados Unidos y en Gran Bretaña, sin embargo, a finales del año pasado, decidieron unirse a una plataforma mexicana de nombre “Fondeadora” y juntas operan en el mercado mexicano.

Kickstarter ha definido 13 categorías para clasificar los proyectos que buscan un financiamiento, dichas categorías son las siguientes:

1.- Arte, con nueve subcategorías que son: conceptual, digital, artesanía, ilustración, técnica mixta, pintura, arte público, performance y escultura.

2.- Comics

3.- Moda

4.- Danza

5.- Diseño, que puede ser gráfico o de producto.

6.- Comida

7.- Cine y video, con cinco subcategorías: documental, animación, largo metraje, corto metraje y serie web.

8.- Fotografía

9.- Juegos, de video o de mesa.

10.- Música, con nueve subcategorías: clásica, electrónica, country y folk, world music, indie rock, hip-hop, jazz, pop y rock.

11.- Teatro

12.- Publicaciones, con siete subcategorías: literatura infantil, ficción, no ficción, art books, periodismo, publicaciones periódicas y poesía.

13.- Tecnología, con dos subcategorías: hardware libre y software libre.

Como se puede observar son muchas las áreas en las que se puede conseguir micro financiamiento.

Otra plataforma de las más reconocidas a nivel mundial se llama Indiegogo, en ella dan cabida a proyectos de las siguientes categorías: educación, diseño, tecnología, películas, empresa pequeña, medio ambiente, juegos, comunidad, video web y música.

En México existe una organización no lucrativa que se ha dado a la tarea de agrupar a las diferentes plataformas existentes en el país, esta institución se llama Crowdfunding México y ha agrupado a dichas plataformas en cuatro grandes áreas:

1.- Financiera deuda. En esta área existen diez organizaciones: BRIQ.MX, Expansive, Kubo Financiero, Yo te presto.com, Prestadero, FINV, La Tasa, Afluenta, Konsigue, DOOPLA y Multi-credi.

2.- Financiera capital, con cuatro instituciones: iventure, Play Business, BRIQ:MX y Crowdfunder.

3.- No financiera recompensa, con cinco plataformas: Mi Cochinito.com, Social Crowd MX, Fondeadora, Idea.me y Fondify.

4.- No financiera donación, con solo dos organizaciones: Hip Ive y Donadora.

Una de las grandes ventajas de este sistema es que la cantidad que aportan los inversores puede ser mínima; además, si el proyecto no reúne la cantidad que se solicitó para llevarlo a cabo, entonces el dinero no se entrega al solicitante, se devuelve a los inversores, lo cual es una buena garantía.

Otro punto importante es que los inversionistas están muy conscientes de que corren el riesgo de que la idea no fructifique y pueden perder su inversión, sin embargo, en el caso contrario, si la idea resulta exitosa, obtendrán una recompensa.

Así que, si tienes una gran idea, ya no hay pretexto, elige la plataforma de crowdfunding que más te convenza y conviértela en un éxito.