Miércoles, 11 de Diciembre de 2019
INICIO | CINE
CINE

Vengadores unidos

Por: MDG. Erwin Salas
Maestro en Ciencias del Hábitat en Diseño Gráfico por la UASLP. Director de arte y coordinador editorial en Stratega Business Magazine.
erwin.salas@strategaconsultores.com

Share This:

¿Quién iba a creer que una película de superhéroes llegaría a la cima y se convertiría en la más taquillera de todos los tiempos? Años atrás, plantearse está pregunta era una fantasía, pues los cómics (y sus lectores) eran un sector marginado al que no tomaban en serio, sin embargo, hoy están haciendo historia.

Si bien hubo algunos intentos previos de llevar a los superhéroes al cine como Batman (Tim Burton, 1989), sus tres secuelas y otros filmes no tan exitosos, fueron los Hombres-X quienes enseñaron al mundo (y a las productoras que vieron una manera rentable de hacer un negocio millonario) que era factible dar el salto del cómic a la pantalla grande y que los live actions con gran presupuesto y efectos especiales ya eran una realidad.

La última película de los X-Men (producida por 20th Century FOX), Dark Phoenix (Simon Kinberg, 2019), estrenada en junio pasado, no es el desastre que mencionan ni tampoco merece el 23% de calificación impuesto por la crítica especializada en el sitio Rotten Tomatoes. No obstante, y dejando a un lado su calidad “artística”, sí es cuestionable la forma errática en que la publicitaron previo estreno, obviamente bajo influencia de Disney que, como recordamos, hace unos meses compró FOX (adquiriendo así los derechos cinematográficos de los personajes Marvel que se encontraban divididos entre ambas compañías), coincidiendo la venta con la filmación de Fénix Oscura, afectando su producción y desarrollo. Dicha estrategia de publicidad se basó en promover las malas decisiones en lugar de enaltecer sus fortalezas, gravísimo error no sólo en el rubro cinematográfico; al final, la cinta quedó suspendida en medio de la compra, ocasionando que ni a Disney ni a FOX les interesara su desempeño, terminando así la saga mutante y dando como resultado un inminente fracaso en taquilla, esperanzándose en el futuro reinicio y la ya anunciada inclusión de los personajes al Marvel Cinematic Universe (MCU) que, pensándolo bien, a largo plazo pudo ser una sabia decisión tal juego de ajedrez: cuando todo parece perdido, algunas piezas importantes deben caer, para que otras ganen la partida, en la cual Disney tendrá libertad absoluta para hacerlos renacer desde las cenizas.

En contraparte y ejemplificando lo que sí se debe hacer para triunfar, Avengers: Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019) logró destronar a Avatar (James Cameron, 2009) del codiciado primer lugar y actualmente se corona como la película más taquillera de toda la historia, recaudando hasta la fecha de cierre de esta edición la cantidad de 2,795.1 millones de dólares alrededor del mundo (Box Office Mojo). Los Vengadores conquistaron las salas de cine, gracias al empuje de la versión extendida estrenada meses atrás, y utilizaron la misma estrategia de Avatar para conseguirlo, pues la cinta de James Cameron igualmente se reestrenó tiempo después de su apertura, subrayando que Iron Man y compañía ya la habían superado contando únicamente las primeras proyecciones de cada una.

Avengers obtuvo lo que ninguna otra película hizo, el interés previo a su lanzamiento fue tan grande que no había medio que no reportara la euforia de la gente por conseguir boletos para su función de media noche, los cuales se agotaron a los pocos minutos de ponerse en venta (llegando a cotizarse hasta en 500 dólares en sitios como Ebay), rompiendo los récords globales de preventa y ocasionando otros más en todo el planeta, incluyendo el de apertura doméstico y mundial, siendo además el filme que alcanzó más rápido la marca de 1,000 millones (5 días) y 2,000 millones de dólares (11 días) de recaudación, algo inaudito y nunca visto. Fans y público en general hacían largas filas por ver a todos los actores de la saga reunidos por primera vez en escena; risas, lágrimas y demás emociones se mostraban en cada sala de cine, resultado del estratégico rompecabezas que el MCU fue construyendo y planeando año tras año, siendo la paciencia y perseverancia las claves principales del premio millonario.

Avengers Assamble! es la frase que resume diez años de éxitos cinematográficos y la que nos da la pista para lograrlo, unidos siempre venceremos y llegaremos a la cima.