Miércoles, 08 de Febrero de 2023

INICIO | PANORAMA INTERNACIONAL
PANORAMA INTERNACIONAL

Dubái, el mundo árabe moderno

Por: DA. Javier Rueda Castrillón
Analista económico en diferentes medios; autor de artículos sobre política y economía
jruedac@me.com

Share This:

En 1833 la tribu Al Maktoum estableció el origen de Dubái, un asentamiento de pescadores dedicados a la recolección de perlas y al negocio marítimo que nunca imaginaron lo que sucedería con el paso de los años.

Telesillas, pingüinos y divertidos toboganes adornan las pistas de esquí en el Mall of the Emirates, una imagen de la capacidad de un Dubái inmerso en excesos de lujo y riqueza. El infernal calor del desierto ha quedado atrás en una urbe acondicionada, el confort es un must para un estilo de vida tan rápido como las carreras de camellos que tanta apuesta generan. El petróleo es cosa del pasado, sólo el 6% de su economía se centra en el crudo, los 15 millones de visitantes anuales representan un turismo de alta escala capaz de sostener el imperio, para albergar tanta oportunidad de negocio, la fiebre de la construcción ligada al inevitable boom inmobiliario pasará factura en un futuro.

Cuestión de contrastes, mientras parte del mundo árabe se debate entre Corán y Guerra Santa, Dubái ha sabido compaginar un mundo en el que lo musulmán y la vida occidental presumen ropa de Louis Vuitton y solicitan licencia para compra de alcohol. La resiliencia dubaití ha liberado a marchas forzadas la dependencia en los recursos naturales, el cambio denominado “ABS” ha confirmado un modelo para atracción de negocios, la promoción de marcas y el óptimo desarrollo. Como toda metrópoli, Dubái requiere de trabajadores dispuestos a dar el máximo, personal altamente cualificado e inversiones con políticas laborales que atraigan mano de obra nacional y extranjera capaz de impulsar su motor de crecimiento.

Las tradiciones tribales solventan y apoyan a su élite gobernante, la familia real desempeña un papel paternal y omnipotente para un desarrollo capaz de adaptarse rápida y fácilmente a las cambiantes circunstancias económicas. La pequeña Ciudad-Estado se ha beneficiado de liderazgos proactivos y visionarios, las más de dos mil millones de personas que viven en un radio de vuelo menor a cuatro horas transforman este lugar en una nueva tierra prometida llena de entretenimiento, un verdadero imán de visitantes e inversionistas.

Los dírhams se mezclan entre dólares, euros y cualquier moneda capaz de finiquitar las cuentas; Wall Street o el famoso FTSE 100 londinense ven cómo Dubái se levanta en tiempo récord y presume su mercado de capitales, buenas prácticas internacionales para satisfacer las necesidades tanto a escala local como internacional. El Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC) es el único centro en la región MEASA (Oriente Medio, África y sur de Asia), la diferencia horaria entre las principales bolsas de Londres y Nueva York, en Occidente, y los de Hong Kong y Tokio, en Oriente, convergen para asumir que hay nuevos participantes en el juego, dishdash y ghutra que compiten con el tradicional look de traje, corbata y zapato boleado.

Siete de los diez hoteles más altos del mundo están en Dubái, imposible no mencionar el Burj Al Arab, único  de 7 estrellas en el que se puede tocar el cielo desde su forma de vela y vistas al mar, su interior recubierto de 1,800 metros cuadrados de láminas de oro hace que Las Vegas sean un juego de niños… fuentes, jardines y una isla artificial es el inicio del Walt Disney para adultos, aunque, si de altura hablamos, el Burj Khalifa y sus 828 metros hacen del edificio más alto del mundo el lugar idóneo para la selfie.

Para una zona bendecida por el sol, sería pecado no tener el mayor proyecto de energía solar del mundo: La Estrategia de Energía Limpia 2050 de Dubái marca una guía con objetivos de un 25% de energía limpia en la mezcla de generación para 2030 y un 75% para 2050. El Parque Solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, basado en el modelo del Productor Independiente de Energía (IPP), tiene una capacidad de producción prevista de 5.000 MW para 2030, con inversiones por un total de 30,118 millones de euros… Cuando esté terminado, ahorrará más de 6.5 millones de toneladas de emisiones de carbono al año, paradojas de la vida, Dubái pensando en el ahorro…