Sabado, 24 de Setiembre de 2022

INICIO | STRATEGIAS
STRATEGIAS

7 Pecados que debe evitar todo emprendedor

Por: Mario Martínez
Director de Young Business Talents
participantes.mx@youngbusinesstalents.com

Share This:

Si ya decidiste que el camino del emprendimiento es lo tuyo y tienes definida el área en la que te vas a desarrollar profesionalmente, toma en cuenta algunos hábitos o pecados que debes evitar a la hora de poner en marcha tu empresa o negocio para alcanzar el éxito y expandir tus horizontes.

De acuerdo con el informe de Young Business Talents “Actitudes de los jóvenes preuniversitarios”, las opiniones sobre el nivel de preparación y la utilidad futura de los estudios actuales rebasan el 90.1%, es decir, los jóvenes consideran que su generación está mejor preparada que la de sus padres y el 92.2% valora con optimismo lo que está estudiando porque cree que servirá para su carrera profesional.

De esta manera, el exceso de confianza, así como el entusiasmo inicial y la falta de planeación adecuada, puede terminar con el sueño de los emprendedores.

A continuación, encontrarás los 7 pecados más comunes que se cometen a la hora de iniciar un negocio y que debes evitar a toda costa:

Pereza: Roma no se construyó en un día, toda cosecha del éxito tiene un camino duro de labrar y horas infinitas de trabajo al principio; innovar y buscar el valor agregado a tu producto es esencial.

Envidia: recuerda que existe un roto para su descosido y el producto que tú ofreces es esperado con ansias por algún cliente o usuario, así que maneja una competencia sana con los demás, aprende de los errores cometidos y toma impulso para crecer en tu área.

Soberbia: creer que tu producto o servicio es el mejor en el mundo y cerrarte a opiniones que pueden ayudarte a progresar de manera profesional puede resultar en el quiebre de tu compañía antes de tiempo.

Inocencia: ingresar al mercado es una tarea complicada y emprender sin conocimiento previo de finanzas, dirección empresarial, recursos humanos o marketing puede traerte varios dolores de cabeza; el programa de Young Business Talents es una gran ayuda para quien quiere adquirir experiencia en cualquiera de las áreas mencionadas. Recuerda que la victoria no se alcanza de la noche a la mañana, aunque tu idea sea extremadamente buena.

Avaricia: el mal manejo de tu capital, tanto para tus empleados como para el equipamiento de tu empresa o negocio, puede jugarte una mala racha, por lo que es necesario aprender a tomar buenas decisiones financieras para mantener el equilibrio en tu camino.

Ignorancia: es uno de los peores pecados a la hora de emprender; desconocer el mercado y las actividades que estás a punto de realizar con clientes, empleados y socios es un riesgo que no debes estar dispuesto a correr en tan poco tiempo, las bases son esenciales para sobrevivir.

Gula: una vez que empiezas a encontrar clientes y a lograr el reconocimiento no permitas que la “falta de hambre” te haga bajar el ritmo de trabajo o el entusiasmo, recuerda que la recomendación de tus clientes es muy importante para cosechar los frutos de tu esfuerzo.

Estudia cada uno de los pecados aquí presentados y no permitas que el descuido te quite la recompensa que mereces, tal vez ya te encuentras en alguno de ellos y no lo habías notado, aún estás a tiempo de tomar las decisiones correctas para triunfar.