Jueves, 15 de Noviembre de 2018
INICIO | ARTE Y CULTURA
ARTE Y CULTURA

Rius, Rius, ra, ra, ra…

Por: MDG. Irma Carrillo Chávez
Maestra en diseño gráfico; Coordinadora de Casa Cartel, Centro Universitario de Investigación Gráfica
@IrmaCarrilloCh

Share This:

El cartón o caricatura política siempre ha sido un indicador de la temperatura de un país, ya sea en tiempos de calma o de álgida lucha de poder. Recientemente México perdió a uno de los moneros más aclamado, brillante, comprometido con la sociedad y maestro de vida, cuyas publicaciones contienen una gran cantidad de ácido crítico entre sus ingredientes. De Eduardo Del Río, mejor conocido como “Rius” no podemos afirmar que haya pasado a “otro plano material” o que forma parte ya de las “huestes celestiales” porque era un ateo declarado que dedicó buena parte de su obra a evidenciar, desmitificar, sacar de dudas y cuestionar el papel de la iglesia Católica junto con sus 11,000 vírgenes, incluído el mito guadalupano.

Hablar de la obra de Rius, es encontrarse con temas de “chile, mole y manteca”, todos estos abordados desde diferentes aristas: reforma educativa, educación, diccionarios de economía, manuales de herbolaria, psicología del mexicano, guadalupanismo, ecología, educación sexual, abuso animal, estupidez humana, sus compañeros de gremio, nutrición, y por supuesto, los famosos “Supermachos”, historieta que fuera también inspiradora de la magnífica película de Arau, con Rius como uno de los guionistas principales: “Calzonzin inspector”, parodia maravillosa de la política mexicana, aunque yo la catalogaría sin tanta retórica como un “drama basado en hechos reales, muy reales”.

De don Eduardo podemos decir que acercó al curioso lector, temas trascendentes que nos inquietan a todos, los cuales no pierden vigencia. Por ser monero, igual no se le tomaba muy en serio, sin embargo, me cuento entre sus fieles seguidoras ya que es evidente que atrás de su trabajo hay muchas horas de investigación, devane de sesos y pláticas con “Don Espasa-Calpe” como él llamaba respetuosamente al diccionario del mismo nombre.

Quien diga que explicaba con “monitos y recortes” problemas, deficiencias, vacíos, abusos y carencias propias de la vida cotidiana del ser humano está en un error. Considero que Rius acercó temas complejos de la vida diaria a un lenguaje divertido cuyo complemento es la imagen y que con un dominio del recorte o cut-up genial, apela a recursos visuales encontrados en revistas y libros de diversos temas —sobre todo de arte— los cuales recorta según su necesidad y cuya expresión original sería descontextualizada e intervenida por el autor, ya sea por medio de un globo de texto o bien, alguna cualidad dibujada que diera más énfasis a la idea que deseaba expresar.

Así, nos podemos encontrar lo mismo grabados de Doré que pinturas de Velázquez, imágenes sacadas de un códice prehispánico, ilustraciones de Aubrey Breardsley o incluso personajes de cartones realizados en el siglo XIX;  no mencionaremos los derechos de autor, pero que yo sepa, no fue acusado de plagio (al menos en la red, no hay información sobre este asunto) sin embargo, en su vida hubo situaciones escandalosas para muchos como aquello que se decía sobre su vida como seminarista que más adelante fuera excomulgado por la iglesia Católica por andar escribiendo cosas que no debía (según ellos).

Al paso del tiempo Los Supermachos, tira cómica con la que se disparó su fama, fue vetada, dicen algunos, por su contenido crítico hacia la política mexicana —¡qué raro!— mientras otros afirman que fue culpa de una transa de su editor. Rius aprovechó el asunto para publicar Los Agachados, cuyo significativo nombre revela el estado perpetuo del pueblo mexicano ante sus líderes. Esta segunda creación de Rius, permitió que se reflejaran en ella las ganas de que la gente leyera más, se instruyera y conociera otros puntos de vista en libros baratos y de fácil comprensión.

Rius, las fuerzas vivas te aclaman y honran a quien en vida no tuvo empacho en expresarse como le diera la gana, como dicen ahora: “estos son hombres y no pedazos de…”

Referencias bibliográficas

http://rius.com.mx/rius/

Programa TV UNAM. Homenaje.

https://youtu.be/aDc45aXypcs